Lanzarote, crónica negra

1837

Carlos Pérez, declarado prófugo, por la causa criminal con resultado de muerte violenta del también vecino de Tías Juan Ignacio González.

 

1885

Antonio María Cabrera, vecino de Tías, en la isla de Lanzarote, por el delito de homicidio en la persona de Manuel Hernández Martín, de la misma vecindad. Es condenado a 12 años y un día de cárcel, así como el pago de las accesorias costas e indemnización de 1.000 pesetas a la viuda.

 

1896

Francisco Díaz Monfort (Frasco) le había pedido un préstamo al primo de su mujer,  Leandro Fajardo Cabrera (diputado, abogado, notario, registrador de la propiedad, director del periódico El Horizonte).  Al parecer Díaz ya devolvió todo el préstamo pero Fajardo dijo que no lo había hecho y le ejecutó el embargo de veinte fincas y una casa que Díaz había puesto como aval. El  domingo 6 de septiembre de 1896 Díaz asesinó a Fajardo. Al coincidir con las noche de las elecciones los partidarios de Fajardo, que era candidato, dijeron que el asesinato fue por motivos políticos.

descarga (10)

Para la defensa de Frasco Díaz la familia designó al prestigioso abogado de las Palmas don Tomás García Guerra, pero fue objeto de amenazas a través de reparto de octavillas y desistió de la defensa; lo hizo el abogado novel don Santiago Pineda. El jurado condena a Frasco a morir a “garrote sobre tablado”, y para ello trasladan al reo a Lanzarote en agosto de 1899, desde la prisión de Las Palmas. Pero la mediación de Fernando León y Castillo ante la Reina Regente evita su muerte y se le condena a prisión a cadena perpetua.
Díaz falleció 14 años después, en 1910, en Ceuta a consecuencia de emanaciones de gases tóxicos limpiando un pozo negro.
Tras un siglo de silencio, se reactiva el caso Fajardo con la aparición del libro de Pedro César Quintana El asesinato de Fajardo. Una visión de la sociedad lanzaroteña durante la Restauración, editado en el 1996.
“El asunto estaba bajo las cortinas de la historia», explica Carmelo Martín, «hasta que unos insensatos rebosantes de prepotencia y estulticia convocaron en Lanzarote a los Fajardos venidos de todas las Islas, más de un siglo después de los hechos, para presentarles el indecente libelo El asesinato de Fajardo. Una visión de la sociedad lanzaroteña en los tiempos de la Restauración, editado por el Ayuntamiento de Tías, del que es autor Pedro César Quintana Cabrera; otro, original de Atanasio Fajardo Cepero, cubano, sobrino de don Leandro, del que no sabemos si llegó a estar alguna vez en Canarias y, como remate, resultó la inauguración del monumento homenaje al héroe Fajardo, con el que se ha manchado la más bonita y recoleta plaza del pueblo de Tías, en connivencia con el alcalde del municipio de aquel momento, Juan Cruz Saavedra».
Mercedes Medina y Carmelo Martín escriben El verdadero asesino de Leandro Fajardo. Un capítulo inédito de la Historia de Lanzarote. Y la otra, fue escrita por Agustín Millares Cantero, llevando por título El cacique Fajardo asesinado (1896). Banderías a la greña en Lanzarote.
Carmelo Martín Díaz, nieto del asesino, vuelve a publicar un nuevo libro, Leandro Fajardo al desnudo. La verdad sobre el más misterioso asesinato del siglo XIX en Lanzarote.
Después Carmelo Martín escribe “Las cartas boca arriba, Monumento a la corrupción en Tías

71809339

1903

11 de enero de 1903, por la noche, regresando de Uga, Pedro Díaz se encontraba próximo a su casa de Mácher, cuando alguien le disparó, por fortuna salió ileso. Llegó a su domicilio. Fue a casa de su vecino Tomás Arrocha por haber tenido una cuestión hacía poco a consecuencia de introducir un ganado que pastoreaba en una finca propiedad suya. Recibió una pedrada en la cabeza que le privó del conocimiento, cayendo en tierra; no vio a la persona que le agredió. Pronto recobró la razón, observando que el Arrocha y su mujer lo herían sin compasión, con un cuchillo que blandía y con cuya arma le infringieron cuatro heridas tremendas en el pecho y en el vientre, y otra en la muñeca derecha. Dejaron a Díaz desangrado en mitad de la senda y vinieron a la ciudad a dar parte de lo sucedido a las autoridades, preparando la coartada que no les dio resultado, al haber podido declarar el herido en el periodo agónico. Dijeron que éste, por la disputa de las cabras había ido a buscarlos esa noche, que les atacó con una horqueta y les obligo a defenderse. Ingresaron en la cárcel Andrés Martín, dueño del ganado que cuidaba Tomás Arrocha y, además, Juana Ramos. Tomás Arrocha murió como consecuencia de las heridas.

 

1924

1924, 8 de octubre. En una violenta discusión entre varios individuos, uno de ellos, llamado Mamerto Rodríguez Pérez, lanzó una piedra que fue golpeó en la cabeza a Evaristo Durán, que falleció pocos momentos después de recibir el golpe. El Sr. Durán era natural de Tinajo, contaba con 51 años, estaba casado con Dña. Carmen Morales Martín, y sus hijos, según la partida de defunción, son Peregrina, Rosa, Marcial y Flora; era secretario del Ayuntamiento de Tías. (La Provincia, 10 de noviembre de 1924)

 

1952

1952, 20 de junio. Una guagua de las Gildez vuelca junto a la casilla del caminero de Uga causando el fallecimiento de una persona.
1952. Fallece el vecino del municipio de Tías Lorenzo Reyes al caer de un camión que transportaba arena.

 

1953

1953 junio 9. Doña Agustina Mesa Mesa, de 51 años, vecina del Camino del Puerto en Mácher, se le inflama un infernillo de gasolina y sufre quemaduras que causan su fallecimiento en el Hospital Insular de Lanzarote. Estaba casada y tenía cinco hijos.
La transición de la combustión a leña a estos artilugios de gasolina y petróleo, antes de la llegada del gas, produjeron varios accidentes domésticos con graves consecuencias como el suceso relatado.

 

1954

1954 septiembre 13. El barco de cabotaje Astelena, propiedad de Antonio Armas Curbelo, de Yaiza, sufre en septiembre una explosión a bordo, cuando se encontraba en el muelle de Santa Cruz de Tenerife, falleciendo varios marineros, uno de ellos de Tías, otro de Maciot y otro de Las Breñas. (Nota del editor: después de este duro revés Antonio Armas reflotó el barco, consiguió una gran flota de buques de mercancías y personas, fue el número uno del sector, compró Avantis-Transmediterránea).

1954 noviembre 22. Sobre la media noche un enmascarado provisto con arma de fuego se presentó en el domicilio del vecino del Volcán de Mácher Genaro Bonilla Medina, soltero, de 70 años, a quien amenazó para que le entregase dinero. Tras golpearle con la culata de la pistola y dejarle inconsciente, logró llevarse 30.000 pesetas, abandonando el lugar amparado por la oscuridad de la noche. (semanario Antena 30 de noviembre de 1954). No se supo más.

 

1959

El anciano Gregorio Viera, natural de La Asomada y vecino de Los Barrancos de Mácher, perdió la vida cuando manejaba un camello en celo y se disponía a efectuar una carga de sementera en una finca propiedad de Ángela Medina. Al ir bajando por la orilla de un teste delante del camello, éste se le abalanzó encima ocasionándole la muerte por aplastamiento.

 

1963

 José Cabrera Perdomo

José Cabrera Perdomo, de Mozaga, fue en su nueva moto Bultaco, a ver a su novia a Mácher, que estaba en fiestas por San Pedro. Después de la celebración religiosa, y en horas posteriores al mediodía, un conocido residente en el pueblo, Segundo Reyes, le propuso que le acercase al pueblo de al lado, donde éste tenía a su novia. Se dirigían a Tías por la carretera principal, un camino de tierra aún sin asfaltar, lleno de rizos y de baches, cuando apenas habían rebasado la cuesta conocida por Peñita Amarilla, en las cercanías del cementerio, se encontraron de frente con un camión que regresaba del muelle de Arrecife, donde había descargado sacos de cebollas. El camión, marca Dodge, era propiedad de Manuel Calero, de Uga. Justo en el momento del cruce de ambos vehículos, al camión se le soltó la puerta de la carrocería, impactando de lleno sobre el conductor de la moto, produciéndole la muerte instantánea, y resultando ileso milagrosamente su acompañante. El conductor del camión, Marcial Calero, hijo del propietario, no poseía el pertinente permiso necesario para el manejo de camiones, por lo que tras el juicio de los hechos se vería procesado y privado de libertad durante algún tiempo.

 

1967

1967 septiembre 17, fiestas de Dolores, por la tarde muchos vecinos regresaban al pueblo desde Mancha Blanca. Como acostumbraba hacer, Andrés García Martín fue a la Sociedad Unión Sur de Tías para charlar un rato con los amigos. Adolfo Mesa Figueras, de 42 años, presentaba una actitud levantisca, le agredió con una navaja. Fue detenido y conducido a prisión por la Guardia Civil de Arrecife. García murió; deja viuda y 6 hijos. El juicio por homicidio se celebró en Arrecife el 12 de junio de 1968; al homicida se le impuso la pena de 14 años de reclusión menor y el pago de 300.000 pesetas a los familiares de la víctima.

andres

2007

Yasmila Arrocha Gutiérrez

Yuliza Antonia Pérez

 

2010 diciembre

Corinna. 42 años, guía turística, residente en Playa Honda. Desaparecida en el charco del palo.

desaparecida1

 

2011

2011 enero 24. Roberto Martín Cabrera, de 37 años, soltero, mecánico de coches, regresaba a su casa en la calle Cid Campeador 59, en el barrio de San Francisco Javier, en Arrecife. Según cuenta su hermano Víctor “Bajé corriendo por los gritos y me encontré a mi hermano lleno de sangre y a dos chicos que se iban”. Le habían apuñalado en el brazo derecho. Los agresores no le robaron nada e iban encapuchados. La principal hipótesis que se barajó fue un ajuste de cuentas por drogas. Falleció dos días después en el hospital.

j

  • 2012. Un año después su hermano, Víctor, pide justicia.
  • 2014. Tres años después su hermano, Víctor, sigue pidiendo justicia. “Mi mujer les vio los ojos y llegó a identificarlos, pero no hemos sabido nada más”. Se ha citado nuevamente a las personas que en su momento declararon como testigos y a otra, que ha sido llamada en calidad de imputado.
  • 2015. Cuatro años después su hermano, Víctor, sigue pidiendo justicia.
  • 2018. Siete años después su hermano, Víctor, sigue pidiendo justicia.
  • «Matar en la isla sale gratis»

 

2012

Verónica Molina

2015

El 18 de enero de 2015 José Antonio Perera León y su esposa fueron asaltados en su casa de La Florida (San Bartolomé). Jose Antonio tras ser sometido a varias operaciones y pasar 14 días ingresado recibió el alta hospitalaria. Pocos días después regresó al hospital al sentirse mal, con mareos y dolor en una de sus extremidades inferiores; después de ser atendido fue dado de alta. Al ver que su estado empeoraba regresó al centro hospitalario donde le detectaron un trombo y falleció.

12 de marzo del 2015, jueves, Juan Carlos Tejera Acosta, de 39 años, vecino de Arrecife / San Bartolomé, fue visto por última vez en torno a las once y media de la noche en el bar El Único, situado en Morro Angelito, en Arrecife.

jctejera

13 de marzo del 2015, viernes, la familia pone denuncia. Su coche es encontrado en un solar de la calle Jorge Luis Borges en Argana Alta con manchas de sangre en su interior.

zzz77777zzz8888

4 de marzo del 2015, sábado. La policía mantiene abiertas varias líneas de investigación. Sus allegados no creen que su desaparición esté relacionada con temas de droga después de que ser detenido en 2003 y condenado 13 años por un delito relacionado con ese tráfico. La búsqueda se centra por la escombrera del barrio, Argana Alta, en un radio de más de tres kilómetros.

tejera-2

15 de marzo de 2015, domingo. Se le busca por la roferas de Tao (Teguise), las canteras de El Peñón y Las Quemadas (Tinajo). La Policía califica su desaparición como de “alto riesgo”.
Un helicóptero de la Policía Nacional se suma a la búsqueda.
La hipótesis que se baraja es que Juan Carlos Tejera, desaparecido desde la madrugada del pasado jueves al viernes, fue atacado en el garaje de su vivienda, el cual fue acordonado el lunes tras encontrarse unas posibles manchas de sangre, y que de ahí fue llevado al barrio de Argana Alta, donde se localizaron las últimas señales de su móvil, una en la zona del vertedero y otra en el lugar donde se encontró su coche con restos de sangre, dando los indicios a entender que podía haber sido asesinado.
en la ranchera de Juan Carlos Tejera se encontró el posible arma homicida, una barra de hierro manchada de sangre, así como su cartera con su documentación y dinero y uno de sus zapatos.
Según fuentes cercanas al caso, la Policía Nacional tiene prácticamente la certeza de que el cuerpo de Juan Carlos Tejera se encuentra en algún hueco o grieta de la zona de la escombrera de Argana o alrededores y por ello la búsqueda se ha centrado en este lugar.
Fuentes cercanas afirman que todo apunta a que se trata de un ajuste de cuentas relacionado con la condena a 13 años de prisión que se le impuso a Juan Carlos Tejera en 2006 por transportar 171 kilos de cocaína en el velero ‘Pafa’ hasta el Charco de San Ginés. Junto a él fueron condenadas otras seis personas.

21 de marzo del 2015, la Unidad Canina encuentran el cadaver tapado con piedras, con signos de haber sido golpeado, en la escombrera de Argana Alta en una cueva horizontal de diez metros. Hasta tres personas podrían haber participado.
Agentes especialistas en desaparecidos de la Policía Nacional de Madrid y perros especializados en búsqueda de cadáveres de Gran Canaria se desplazaron estos días hasta la isla para ayudar en los rastreos que, hasta ahora, no habían dado ningún resultado. Una unidad canina ya colaboró en la búsqueda el pasado fin de semana, pero eran perros especialistas en la búsqueda de personas vivas de la Escuela de Salvamento y Detención, no en la búsqueda de cadáveres.

tejera7zzz99tejera2zzz77esposa

El 17 de junio del 2016 se detuvo a varias personas, de nacionalidad española,
A. D. D., Ángelo, de 1980, de Lanzarote,
A. E.G.G. de 46 años,
J.A.D.R. de 60 años,
J.C.C.H. de 46 años,
J. M. B. O., alias El Caracortada, de 1966,
N. D. P. P. , El Tortilla, de 1978,
N. M. G. A., de 1990, El Peón.

También se les relaciona con la agresión a José Antonio Perera, carpintero, el 18 de enero de 2015 en su casa de La Florida (San Bartolomé), operación Caldereta, quien murió semanas después. Entonces, este grupo criminal secuestró presuntamente al matrimonio que residía en la vivienda, y torturaron a José Antonio Perera empleando una violencia inusitada, como el empleo de corriente eléctrica en diferentes partes de cuerpo y golpes en la cabeza con un objeto contundente.
En los distintos registros se localizaron diversas joyas que habían sido robadas al matrimonio, gorras y pasamontañas

23 de septiembre del 2016. Se levanta el secreto del sumario de Juan Carlos Tejera.

 

2018

2018 junio 9 12’30h. Se produce un atropello al mediodía en las proximidades del supermercado de Tiagua, en la carretera LZ-20. El conductor no paró tras el siniestro, y siguió la marcha hacia el municipio de Tinajo. La Policía Local de Teguise emite una alerta a sus homólogos en el municipio de Tinajo, a los que advirtieron de las características, la matrícula y la marca del vehículo que se había dado a la fuga sin prestar auxilio, un Renault Kangoo, con evidentes signos del accidente. Inicialmente dijeron que la víctima era una mujer, después que era un hombre, que sufrió politraumatismos de carácter grave, por lo que de no existir complicaciones no corre peligro su vida. Fue estabilizado e inmediatamente trasladado en una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencia Canario (SUC) a Urgencias del Hospital Doctor José Molina Orosa.

atropellado-hombre

La víctima era Marco Antonio Murcia F, de 45 años. Estaba de mudanza desde Playa Honda a la nueva casa que ha alquilado en el nº56 de la carretera LZ-20, kilómetro 12’800, en Tiagua. Estaba sacando sus pertenencias de su furgoneta Hyundai.

27337047_1020681354738843_3559102420822548486_n
Marco Antonio Murcia

El conductor del vehículo se dio a la fuga con el vehículo en dirección a Tinajo. La Policía Local de Tinajo localizó el vehículo en La Santa. La Guardia Civil fue al domicilio del propietario, Graciliano E.H, de 56 años. Dio positivo en alcohol y drogas. Fue detenido por un delito contra la seguridad vial, al ir borracho y drogado (dió más de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y positivo en el narcotest por cocaína y anfetaminas), y otro delito por homicidio imprudente.y puesto a disposición judicial quedando en libertad provisional. El detenido estuvo relacionado en julio del año anterior con la agresión a dos agentes de la Guardia Civil en La Santa.

La víctima trabajaba en una empresa de electricidad y tocaba la batería en el grupo Tribu, con el que actuaba en varios locales de Lanzarote, entre ellos The Harp Bar, situado en el centro comercial Papagayo, en Playa Blanca (Yaiza) y el Sport Bar del hotel Barceló Teguise Beach, en Costa Teguise.
Al día siguiente de su fallecimiento fue encontrado sin vida el cantante del grupo, Joni Cabrera.

2018 noviembre 4. Según el informe policial, Graciliano E.H. iba a bordo de un vehículo sin la ITV en regla, en apariencia a gran velocidad, en un espacio con límite de 50 kilómetros a la hora, en base a declaraciones hechas por varios testigos. Y se añade que dio positivo en cocaína y anfetaminas, además de contar con niveles de «0,88 y 0,87 miligramos de alcohol por litro de aire expirado.

1. 2. 3. 4. 5.

2019

Desde nochevieja no se sabe nada de Romina Núñez, hasta el día 9 su marido no denuncia su desaparición. Días después él es detenido.

otros

1981. La policía de Lanzarote ha detenido a Carmelo Frahíja Duarte, de veinte años de edad, presunto autor de la violación y muerte de una mujer de cincuenta años, Juana Tavio Rodríguez, que trabajaba como empleada en una tienda.El detenido confesó, tras un largo interrogatorio, que había penetrado en el comercio donde trabajaba la víctima y, después de intimidarla, robó las quinientas pesetas que había en la caja. Seguidamente, la violó y le asestó nueve puñaladas.

Elin Sophie Hansen, una ciudadana noruega que vivía con sus dos hijos en los apartamentos Bitácora de Puerto del Carmen y apareció en Playa Quemada con quemaduras en su cuerpo. Nunca se encontró al culpable o culpables.

1992, la pareja de Leila Hamed, madre de un niño de tres años, la asesinó a golpes y después llevó su cuerpo al Hospital

1993.  Fátima Cabrera, asesinada de tres disparos a manos de su pareja, un policía nacional con quien vivía en Playa Honda.

1998, es muy recordado el asesinato de Fuencisla Espinosa, en Titerroy, por su pareja, Marcos Antonio Armas. La muerte provocó incluso concentraciones y manifestaciones de indignación ante los Juzgados y la Delegación del Gobierno. Fuencisla, de sólo 23 años, había puesto una gran cantidad de denuncias que no habían servido para nada.

Elena Rodríguez de Rada, cuyo rastro se perdió en Las Palmas de Gran Canaria. La desaparición nunca se ha aclarado.

2003, apareció junto al cementerio de San Román el cuerpo de P. G. R., que ejercía la prostitución en la zona de Las Rapaduras. Murió degollada y con una puñalada en el corazón. Se investigó tanto a algunos de sus clientes y a su propia pareja. Tenía 38 años, era natural de Badajoz y estaba embarazada de cinco meses. Nunca se detuvo a nadie por esos hechos y el crimen ha quedado impune.

En 2004 el asesinato fue en la isla de La Palma pero la víctima era de Lanzarote, De hecho, Carmen Caballero, de 54 años y con ocho hijos, se había marchado a esa isla huyendo de su marido, a quien había denunciado en múltiples ocasiones. No le sirvió de nada. El marido fue a La Palma, la mató, se puso un cinturón de explosivos y lo activó contra sí mismo en plena calle.

Cathaysa Rodríguez fue su propia madre quien encontró el cadáver en el maletero de un coche cuatro meses después de su desaparición, en 2007. La autopsia determinó que no fue una muerte violenta y el caso se archivó pero nunca se han resuelto los detalles sobre el fallecimiento y el traslado del cuerpo.

2008 y ese mismo año fue el asesinato de Yuliza Pérez a manos de la pareja de su madre, Antonio Luis Ferreira, que había llegado a colaborar en la búsqueda del cadáver y que fue condenado a veinte años de prisión.

https://www.diariodelanzarote.com/noticia/veinte-mujeres-asesinadas-por-violencia-machista-en-lanzarote-en-las-%C3%BAltimas-tres-d%C3%A9cadas

2009

Tampoco se ha resuelto nunca la muerte de Expedita Santana, muy conocida en las calles de Arrecife. La maniataron con unas cuerdas procedentes de una pensión de Arrecife y apareció su cuerpo en la costa de Mala. Se detuvo a dos sospechosos sobre los que pesan “pruebas contundentes” que habían pernoctado allí pero que salieron sin cargos.

Fuente: historiadetias.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s