Advocatus diaboli

advocatus diaboli

Con la beatificación de la Madre Teresa de Calcuta vuelve a salir una figura real que pensamos que no lo es.

Se trata del “promotor iustitiae” (procurador fiscal) en los procesos de canonización de la Iglesia Católica.

Se trata de un abogado, generalmente clérigo doctorado en derecho canónico, cuya misión era objetar, exigir pruebas y descubrir errores en toda la documentación aportada para demostrar los méritos del presunto candidato a los altares como beato o santo.

Su figura se aplica por extensión a personas que defienden una posición en la que no necesariamente creen, o a quienes presentan a otro debatiente un argumento contra una posición en la que sí creen. Este proceso permite comprobar la calidad del argumento original e identificar las debilidades de su defensa.

Recibe el nombre en latín de “promotor fidei” promotor de la fe” (en latín) aunque se le conoce más por el apelativo popular “advocatus diaboli” (abogado del diablo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s