¿Las palabras han de duplicarse masculinas y femeninas?

Los sustantivos terminados en “e” son neutros independientemente si la persona que lo ejerce es hombre o mujer (presidente, gobernante, gerente, amante, cantante, paciente, cicerone, conserje, orfebre, pinche, agente, conferenciante, dibujante, estudiante, líder, chófer, sumiller). No está bien forzar a que haya un género en concreto, ya sea masculino o femenino (presidenta, gobernanta,gerenta, amanta, cantanta, pacienta), o los dos géneros.

Sin ir más lejos hace un par de días fue el festival de Eurovisión; a España la representó Edurne; por la misma regla de tres habría que decir que no es cantante sino cantanta.

Y es que se piensa que los sustantivos terminados en “e” son siempre buenos y por eso cuando los ejerce una mujer hay que desdoblarlos para que ese buen rollito sicológico que las personas inseguras creen que tiene también sea para las mujeres pero ¿se hace lo mismo con los que no parece que sean algo bueno (dictador, cacique, rehén, soez, taco, insulto, fascista, malhechor, criminal)?

‘La asociación (o el asociación) aprobó la junta (o el junto) de socios (y socias)’

Cuando una persona hace el anda por un camino se le llama “caminante” ¿si es mujer es caminanta? también se le puede llamar “senderista” ¿si es hombre es senderisto? ¿qué tal si es hombre decir que es un caminante y si es mujer decir que es senderista?

Valga como argumento que también en las profesiones terminadas en “a” (dentista, malabarista,astronauta, terapeuta, pianista, siquiatra, modista, atleta, cineasta, guía, logopeda, pediatra, poeta, taxista, espía, accionista, policía, guardia, brazo, ojo, dedo, oreja, miembro, partera, comadrona) no son femeninas sino neutras y no se debe forzar que haya los dos géneros (dentisto, malabaristo, astronauto, terapeuto, modisto, policío, guardio, poeto, sindicalisto, pediatro, el pianisto, golfisto, arreglisto, funambulisto, proyectisto, turisto, contratisto, paisajisto, taxisto, artisto, periodisto, taxidermisto, telefonisto, masajisto, gasisto, trompetisto, violinisto, maquinisto, electricisto, oculisto, policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!).

“Terrícola” engloba a todas las personas de la Tierra, ya sean hombres o mujeres. Sería raro empezar a decir “terrícolas y terrícolos”.

O es que las mujeres, en una mal entendida igualdad o una falta de seguridad en uno misma (o uno mismo) sólo exigen que los sustantivos terminados en “e” también se pongan con “a” pero los que terminan con “a” no exigen que se pongan también con “o”?

Otro día hablamos de esa manía de hablar ahora todo en doble, como si fuésemos tontos (y tontas) y hubiese que mencionar a todos (y todas) para quedar políticamente bien (y buena). Niños y niñas, alumnos y alumnas, diputados y diputadas, miembros y miembras.

Resumiendo: el lenguaje es algo vivo que cambia con el tiempo, es algo natural, no hace falta forzarlo; él solo cambia con el tiempo; va por detrás de la sociedad, no por delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s