La religión Pastafari

Alabado sea MONESVOL (Monstruo Espagueti Volador) y Bobby Henderson, su profeta.

Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos.
Ramén.

th_NoodleBeard

La única religión que no ha instigado hasta la fecha ninguna Guerra Santa.

Impedimentos para legalizar nuestra religión

En 2010 un grupo de adoradores de los tallarines y la santa cerveza intentaron que el pastafarismo fuera inscrito en el Registro de Entidades Religiosa. Lamentablemente los aliados del Unicornio Rosa Invisible, están en todas partes y consiguieron que fuera rechazada.

El principal argumento fue la falta de una “base de fe”. Para resolver esto los miembros de nuestra Iglesia tradujeron el Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador al castellano para adjuntarlo en el siguiente intento; este esfuerzo terminó con la difusión en epub y pdf de la versión castellana de nuestras aliñadas escrituras.

Por otro lado hemos redactado unos nuevos estatutos y rellenado toda la documentación necesaria, entre ella un “certificado” del número de fieles pastafaris en España.

Ahora queremos volver a la notaría para sacar adelante los nuevos estatutos y volver a luchar por el ingreso del Pastafarismo en el Registro de Entidades Religiosas, lo que llevaría nuestra fe al lugar que merece. Esperamos la ayuda de todos los fieles del Monstruo del Espagueti Volador y de quienes piensan que, no es más verosímil, un Dios que crea un mundo en una semana, que uno formado de pasta y albóndigas.

Necesitamos dinero para pagar a la notaría y poder elevar a público los nuevos estatutos… y para lo que pueda venir después, si es necesario luchar en los tribunales, donde no sólo hay que pagar tasas sino que además hay que recurrir con prontitud y diligencia.

Los fondos que sobren, si los hubiese, se destinarán para financiar una ceremonia fundacional de celebración pastafari abierta a todo el mundo, y el resto se donará a la tesorería de la Iglesia Pastafari cuando tengamos cuenta bancaria.

Una vez legalizada la Iglesia Pastafari, haremos un “Iglesia Howto”, un documento que detallará cuál es el proceso de legalización de una confesión religiosa en nuestro país, por si quieres piratear la experiencia. Al fin y al cabo, los pastafaris somos piratas.

 

10257109_627281370723585_4560959799201858848_o

La Iglesia Pastafari lleva ya varios años difundiendo la palabra de MEV, en este tiempo, realizamos un intento en de reconocimiento en 2010, hemos traducido los textos sagrados pastafaris al español y conseguido que Correos publique sellos con la imagen de Monesvol. Además, por fin, tenemos abogados en nuestra Iglesia, que sin duda resultarán de gran ayuda.

Por ahora, MEV nos perdone, hemos incumplido todos nuestros plazos… y aun nos queda trabajo para hacer cristalizar nuestras oraciones.
Según se planteó durante la campaña de cofinanciación, empezamos el proceso en una notaría de Madrid intentando hacer una petición continuista con la original, para lo que necesitábamos la firma de los participantes en el primer intento de legalización… pero fue imposible conseguir las firmas necesarias, ya que por diversos motivos, a varios de ellos les era imposible seguir colaborando.
Tras ese fracaso, hemos seguido desde Barcelona, que parece ser la ciudad con mayor penetración de nuestra aliñada fe y donde encontramos un notario fiel a la causa, al que ya hace un tiempo que entregamos gran parte de la documentación necesaria, entre la que destacan
Ahora estamos dando vueltas a algunas de sus peticiones extras:
– Documentación notarial, datos, informes,  etc, que faciliten o permitan el entendimiento y comprensión del movimiento pastafari, añadiendo, por tanto a la documentación entregada, otra adicional que facilite dicha finalidad.
– Algún estudio/tesis/examen filosófico-teológico solvente; la Iglesia debería explicar y desarrollar la base de lo que ella misma considera que sean sus bases de fé sobre la base de la Constitución y de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa. Lógicamente el movimiento ha de considerarse como un movimiento ético, vital, moral y esos extremos deben quedar bien fundamentados, evitando, en su caso, silogismos o conclusiones refutables filosófica, ética o moralmente.
– Conseguir la documentación de los procesos desarrollados en Polonia o en cualquier otro país en que la Iglesia haya sido legalizada. Además, cualquier logro obtenido en cualquier parte del mundo, debería traerse también a colación para tratar de demostrar la vigencia, extensión e integración social del movimiento pastafari. Austria, Estados Unidos…
– Algún estudio de religiones comparadas. Parece obvio que la diferencia con las religiones “tradicionales” es evidente. No obstante, se han producido movimientos religiosos modernos que sí han gozado del beneplácito del Estado. Ejemplo claro es la Iglesia de la Cienciología, inscrita en el registro del Ministerio de Justicia o, la comunidad Ásatrú, también, según parece, inscrita desde 1981.
– Cualquier texto o estudio general al respecto como la analogía de la tetera de Russell o “El capellán del Diablo” de Richard Dawkins podría completar toda la base filosófico-teológico-moral a presentar ante el ministerio.
– Censo de fieles como respuesta a estas peticiones ya tenemos algunos textos de apoyo como los de Jesús Zamora y Francisco José Fernández Andújar.
Y hemos intentado contactos con los pastafaris de otros países por medio del European Council of Pastafarian Churches y con otras Iglesias como la Ásatrú… por ahora con poco éxito.
Seguimos trabajando y bebiendo cerveza por nuestro objetivo, os pedimos paciencia… y, aún mejor, ayuda; para lo que podéis uniros a nuestro Grupo.

https://iglesiapastafari.wordpress.com/2015/04/13/la-iglesia-pastafari-e-los-medios/

image
Crowdfunding para la legalización de la Iglesia Pastafari

Actualizada (18/07/2014): Gracias a todos por el enorme apoyo recibido, gracias a todos vosotros acabamos de recibir 1120 euros. Ya estamos empezando a enviar las recompensas… y, en breve, iremos informando de las acciones que, gracias a la ayuda recibida, vamos a poder poner en práctica, ¡gracias!Hoy Jueves Santo por la mañana, monesvol mediante, se ha abierto la campaña en goteo de financiación para la legalización de la Iglesia Pastafari en España. El riego está abierto en goteo, y a diferencia de lo que esperan los feligreses de otras confesiones, esperamos que vuestra participación se convierta en una deliciosa lluvia, como la que hubo en la última cena un jueves como éste.

Última cena pastafari

¿Quieres colaborar en nuestra tallarinesca tarea? No dudes en hacer tus aportaciones en nuestra colecta en goteo. ¡Ramén, hermanos de la pasta!

Testimonio de ateos que se han convertido al pastafarismo:

Textos de apoyo al reconocimiento de la Iglesia Pastafari

Como parte de nuestro nuevo intento de reconocimiento como religión estamos intentando recopilar textos especialmente de tipo filosófico y teológico con los que apoyar nuestra solicitud.

El siguiente texto se lo tenemos que agradecer al profesor Jesús Zamora, catedrático de filosofía y ex vicerrector de la UNED.

En relación a la solicitud de inscripción de la Iglesia Pastafari en el Registro de Entidades Religiosas, y en mi calidad de catedrático de lógica y filosofía de la ciencia, presento a quien corresponda las siguientes consideraciones.
Primero. Las religiones constituyen sistemas de creencias y de prácticas rituales que persiguen fundamentalmente dos fines: en primer lugar, otorgar sentido a la experiencia del mundo que poseen sus fieles, y en segundo lugar ofrecerles una guía moral en su vida cotidiana y en especial en las situaciones más significadas. A menudo se ha identificado la religión como algo inevitablemente asociado a prácticas tradicionales, pero obviamente esto no puede ser un requisito necesario, porque todo conjunto de prácticas han debido comenzar alguna vez (nadie era musulmán, por ejemplo, el año 600 DC, aunque un siglo después esa religión contaba con cientos de miles de seguidores repartidos por un amplísimo territorio). La proliferación de nuevas confesiones religiosas a lo largo de los dos últimos siglos (mormones, testigos de jehová, hare krishna, cienciología, etc.) confirma también que la invención de sistemas de creencias y de rituales no es sólo cosa del pasado lejano. La libertad religiosa debe incluir, pues, necesariamente, la libertad de crear y proponer nuevos sistemas, nuevas religiones, invención que siempre ha ido acompañada de altas dosis de imaginación y creatividad literaria.
Segundo. Por otra parte, la misma proliferación de sistemas de creencias religiosas inconsistentes entre sí, y conteniendo afirmaciones internamente contradictorias (recordemos el credo quia absurdum de Tertuliano), y sobre todo en claro conflicto con las verdades de la ciencia y de la razón, implica que el legislador no puede usar como criterio para aprobar o dejar de aprobar la inscripción legal de una confesión religiosa la racionalidad interna de los dogmas o tesis de dicha religión. Si fuera por eso, ninguna religión podría gozar de reconocimiento oficial.
Tercero. La libertad religiosa incluye, como se sabe, la libertad de no profesar ninguna religión, del mismo modo que la libertad de conciencia y de expresión implican el derecho a manifestar las propias ideas de la manera que uno considere más conveniente, siempre que ello no subvierta los derechos de los demás. En particular, quienes no creen en las religiones tradicionales a causa de su manifiesta irracionalidad y de la constatación de los múltiples efectos indeseables que esas religiones han tenido a lo largo de la historia, deben gozar del derecho a hacer públicas estas ideas, al menos con la misma libertad con la que los fieles de esas religiones pueden hacer públicas las suyas. La creación y difusión pública de una nueva entidad religiosa que sirva para poner de manifiesto la creencia de que las religiones son absurdas y perjudiciales debe disfrutar, por lo tanto, del mismo derecho que las demás, teniendo en cuenta, adicionalmente, el hecho de que la mayoría de estas religiones tradicionales (o no tan tradicionales) afirman como uno de sus fines expresos el de “evangelizar”, o propagarse universalmente entre toda la humanidad. Violaría el principio de igualdad de oportunidades el que las religiones tradicionales (o no tanto) puedan acogerse a los privilegios asociados a la inscripción en el Registro de Entidades Religiosas, y que en cambio, una religión cuya finalidad es expresar valores y creencias distintos a los de esas otras religiones (y, por demás, valores y creencias más coherentes con la visión científica del mundo y con los principios democráticos) no pudiese hacerlo.
Cuarto. En concreto, la Iglesia Pastafari, a pesar de la apariencia burlesca de sus manifestaciones, incluye un sistema de creencias morales que, como se acaba de indicar, es coherente con los principios de libertad, solidaridad y racionalidad que inspiran las legislaciones democráticas y que se basan en las ideas de la Ilustración. Estas creencias están resumidas en los llamados “Diez Condimentos”, que son, en resumen, lo que cualquier persona razonable de nuestras sociedades democráticas desearía que fuese el modo de conducta que se derivase de una religión que quisiera respetar en serio los derechos humanos. El ropaje sarcástico con el que se presentan públicamente las creencias de la Iglesia Pastafari no es más que una estrategia retórica particular (la ironía), tan legítima como pueden serlo las habituales en otras confesiones religiosas (la apariencia de solemnidad, profundidad y trascendencia).
Quinto y último. Es obvio que los miembros de la Iglesia Pastafari ni creen en la verdad literal de las leyendas con que acompañan su mensaje, ni esperan que nadie más crea en ella. También es obvio que la mayoría de las leyendas asociadas a las otras religiones no pueden ser verdaderas (por lo dicho en el punto segundo). Exigir como requisito para obtener el reconocimiento legal de una confesión religiosa no sólo el que la mayoría de las tesis fácticas de esa religión sean falsas, sino que sus miembros crean a pies juntillas esas falsedades, es decir, lanzar el mensaje de que una confesión sólo puede inscribirse en el Registro de Entidades Religiosas “si sus miembros dicen cosas absurdas y encima se las creen”, supondría por parte del legislador una falta de respeto a la dignidad de las personas.
Fdo. Jesús Pedro Zamora Bonilla
Catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia

10613125_627770454008010_7737001702047115083_n

josu dijo:

he visto el articulo y no he podido evitar hacer el comentario, en portugalete bizkaia monesvol ha dado una muestra inequivoca de su poder sobrenatural, ya que ha convertido una iglesia catolica en un restaurante italiano para degustar su sabroso cuerpo, y por si fuera poco ha convertido el antiguo altar en una barra de bar!!!!!!! gloria a monesvol!!!!!!

stainedglassfsm11 (1)

Los Tentáculos del Monstruo del Espaguetti Volador contra el Leviatán del Estado

En los últimos años un grupo de rasgos estrambóticos procuran legalizar una supuesta nueva religión: el pastafarismo. El resultado ha sido la negación por parte de las autoridades, alegando argumentos tales como la falta de una base de Fe y, en última instancia, contener elementos ofensivos o burlescos. No vamos a entrar en qué consiste el pastafarismo, pues hay muchos espacios donde se explica detalladamente; pero sí mencionaré que suele sorprender a las personas que aún no conocían previamente su existencia, y no es para menos: estamos hablando de un sistema de creencias que afirma, entre otras cosas, la existencia de un Dios con forma de espagueti con albóndigas que levita, que asimismo exige portar un colador como sombrero, y que el calentamiento global está relacionado con el número de piratas en el mundo. Suena, como mínimo, a una broma. De tal modo,el Estado ha denegado la solicitud de inscripción de esta nueva religión, y el servicio de Correos ha rechazado hacer un sello con un modelo del pastafarismo.

No es mi intención entrar en los detalles de la doble moral del que se hace gala cuando pensamos en los absurdos y los sentimientos que se contienen en otras religiones, cuyos libros reveladores no son asumidos literalmente ni tan siquiera por sus propios seguidores. Asimismo todos conocemos a personas que les molesta el cristianismo o el Islam.1 Ni tampoco entraré demasiado en los elementos teóricos y justificadores de una nueva religión aún de su supuesta absurdez, ya que de un modo brillante ha sido expuesto recientemente por el catedrático Jesús Zamora.2 Pero sí quisiera entrar en varios conceptos elementales para el funcionamiento de una sociedad, tal como es la “tolerancia”; y profundizar en la función del Estado en relación a la religión, que dependiendo de su carácter podemos desprender si se puede entender los propósitos de las religiones como “burlas a la ley”.

pastafari900b_zpsaf79bdc9

Tolerancia no es aceptación

El tener que tolerar algo no significa que hay que aprobarlo. (…) Tolerar significa soportar: toleras el llanto de un niño sentado a tu lado en un avión, o un fuerte resfriado… ¡Porque eso jode mucho! ¡Se trata de aguantar!”

Señor Garrison (South Park).3

El Estado -y la sociedad- no tiene por qué, ni debe, aceptar todo lo que pasa en su seno. Pero sí a tolerarlo, como expresión de la realidad y como derecho de cada persona que integra la nación o conjunto de la población que rige la estructura estatal. La aceptación no es tolerancia: la primera conlleva una asimilación basada en la propia convicción; la segunda consiste en respetar algo que incluso puede molestar o contrariar. El Estado, en su propia teoría, tiene el deber de proteger la integridad y derechos de las personas que están bajo su jurisdicción, y puede establecer una serie de normas con el único fin de la convivencia de las personas en su sociedad. Nunca jamás entra a valorar en las cuestiones personales de cada individuo, al menos en lo que es un Estado democrático. Hacerlo sería entrar directamente en los términos de lo que se entiende como Estado totalitario.

Esto nos lleva a la idea de la Tolerancia: las personas pueden hacer lo que consideren oportuno, aunque parte del resto de la sociedad, o de las propias autoridades, estén en desacuerdo. Las críticas sarcásticas y de carácter público que se lanza desde la televisión hacia determinadas personas son un ejemplo muy claro. El debate político y social en el seno de una sociedad con valores democráticos puede entrar también en terrenos que se consideren ofensivos para unos. Naturalmente, no se asumen todos los extremos, y esta frontera lo marca cuando llegamos a los ataques y hechos que pongan en riesgo a la propia persona y/o sus derechos y libertades. Lo que no se puede pretender es que las autoridades hagan una interpretación unilateral en una cuestión donde entran muchas interpretaciones subjetivas en un contexto del ejercicio de derechos fundamentales.

1cc2541060ef113d860d2bf263d402c6

La postura religiosa del Leviatán

Ahí está el mar, inmenso y grande,

en el que se mueven un sinfín de animales grandes y pequeños;

por él van y vienen los navíos

y Leviatán, al que hiciste para que en él jugase.”

Salmos 104, 25-26.4

Es conocida la alegoría de Hobbes al Leviatán como símbolo del Estado: ambos eran majestuosos y detentaban el poder absoluto. Nuevamente, quiero incidir en que no pretendo profundizar en los debates acerca de la naturaleza y conveniencia del Estado, por lo que voy a referirme a ello como un hecho político asentado en el presente. Sí me referiré en cuanto su relación con las religiones y con los individuos con sus correspondientes creencias.

Para empezar debemos mencionar una distinción fundamental, que es cuanto al carácter confesional, aconfesional y laico del Estado. Es laico aquel que no se adhiere a ninguna religión y se declara independiente de cualquier organización religiosa, y por tanto, no se inmiscuye en los asuntos religiosos, ni permite que las religiones influya en su ser. El Estado aconfesional se distingue porque, aunque mantiene su postura de independencia respecto a todas las religiones, llega a una serie de acuerdos con las organizaciones religiosas por motivos públicos. El caso de España, como vemos, es este último.5

Este espíritu es consecuente con la libertad religiosa que se dan a las personas. Reconocida la libertad de creencias, el Estado debe constituirse y obrar en consecuencia: cualquier acción realizada bajo la influencia de alguna confesión religiosa supondría una preferencia de una religión sobre las demás, y habiendo tantas, resultaría imposible actuar respetando la igualdad entre las diversas religiones -o corrientes de creencias-. Violar esto constituiría no solo un ataque contra grupos de personas, sino un absurdo para el concepto moderno del Estado, que entraría en una política de privilegios con peligrosos rasgos totalitarios.

El ánimo proselitista de algunas religiones, que se ven a sí mismas como las portadoras de una verdad frente a un mundo ignorante, decadente, corrupto y/o débil, las mueve naturalmente a procurar influir en el Estado, independientemente de si es laico, aconfesional, confesional, o lo que sea. Les resulta indiferente, y en el marco de la dinámica propia de la sociedad, es hasta comprensible que lo intenten y procuren. En la mayoría de los casos su propia creencia les determina a tal impulso.

El problema surge cuando el Estado cede, y siendo ya sangrante esto, lo es aún más en una sociedad multireligiosa como es la española o la estadounidense. Este es el caso de cómo se originó la idea del Monstruo del Espagueti Volador: en 2005 en Kansas (Estados Unidos) se aprobó la enseñanza en las escuelas públicas el creacionismo, doctrina que introduce en las explicaciones científicas del origen del universo a una Inteligencia Superior abstracta, un Diseño Inteligente, eufemismo en ambos casos de Dios, llegando a los extremos de asumir el relato bíblico.6 Bobby Henderson, licenciado en Física, escribió una propuesta para que se enseñara también en las escuelas públicas una peculiar explicación del origen del Universo, usando los mismos argumentos que el creacionismo, y las mismas argucias (para que no se considerase enseñanza religiosa, pero diciendo lo mismo),7 pero en lugar de colocar los atributos del Dios cristiano, puso unos tan descabellados que hicieron ver el absurdo de todo aquel asunto y la necesidad de remitirse a hechos verificados para una enseñanza no partidista en las escuelas públicas. La decisión del Consejo de la Educación de Kansas, un año después, fue revocar su acuerdo de permitir la enseñanza del creacionismo.

En la actualidad, vemos problemas semejantes en situaciones diferentes donde la tarea del Estado se complica al tener que respetar la libertad personal de las personas mientras garantiza la convivencia pública en la sociedad. De tal modo, la conocida polémica del velo en Francia no resultó nada fácil: mientras se criticaba la obligación del velo entre las musulmanas, se mantenía una postura de obligar a no llevarlo en los espacios públicos de las escuelas, en un contexto donde la mujer es siempre pasiva y sujeta al tutelaje de otros, tanto en el caso del problema original, como el de la “solución” de las autoridades francesas. Sin duda debe darse el caso de la liberación de la mujer musulmana, pero debe buscarse el mejor medio, y reflexionar si una solución es contraproducente o no. Pero se abren otras cuestiones: ¿se puede llevar un velo, o un colador, en la cabeza en los documentos de identificación? Las creencias personales te exigen que lo debes llevar en determinados lugares, pero el Estado exige la necesidad de una imagen perfectamente identificable en los documentos utilizados para el fin de la identificación. En este asunto debemos plantearnos hasta qué punto es necesario la imagen para tal reconocimiento: si es así, el velo no sería posible si obstaculiza la comprobación. Pero si un documento luego no es tan fundamental para la identificación visual, o el material que lo obstaculiza no es problema, claro que se podría, y por tanto, un colador, que sin duda tapa menos el rostro y la cabeza que un velo, también.

Ciertamente debemos puntializar que el Estado y el conjunto de la sociedad no puede considerar que cualquier creencia puede ser válida: creer firmemente que lo más grande de la existencia exige a sus fieles que se estampen en un avión contra un edificio es un pensamiento que viola el de otros y rompe las más mínimas funciones del Estado que se fundamentan es garantizar el bienestar personal y las vidas de su población. Esto se diferencia del velo porque al final es la persona quien considera si lo lleva o no, y aunque haya una clara opresión de los hombres de su familia y de su cultura, no se puede dudar que tanto el Estado como la sociedad en su conjunto dan unas garantías de proteger la decisión personal de cada una al respecto. Por tanto, es una cuestión que el Estado puede tolerar, y solo actuar cuando esa religión agrede la individualidad de alguna mujer que quiere proceder al ejercicio de sus derechos fundamentales al entender que no es lo que quiere para su vida. Pero el problema nunca ha sido si alguien ha decidido tener una tela encima o un colador, en razón a mandamientos divinos, sino si eso es realmente contrario o supone un daño a alguien.

Reconocimiento oficial de la Iglesia Pastafari

Una nueva religión con maneras teológicas distintas

En el principio existía aquel que es la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios.”

Evangelio según San Juan 1,1.8

Explicadas estas polémicas, considero que el pastafarismo debe considerarse como una religión más, teniendo en cuenta sus particularidades, propias de su tiempo, como ocurre en cualquier credo. Hay que tener en cuenta las características generales de la religión. Primero, la religión no se define por su antigüedad ni tradición: pueden surgir en cualquier momento y con la misma legitimidad que cualquier religión “milenaria”, que también tiene fecha de nacimiento reciente en el conjunto de la historia natural del hombre.9 Segundo, la religión no se define por el grado de coherencia con la realidad material que percibimos. Tercero, la religión no se define tampoco por su tono o la tipología de su mensaje: puede ser de carácter revelador, filosófico, e incluso humorístico-sarcástico; nunca se ha definido en tal sentido, y la risa es una de las principales características del ser humano,10 lo cual debería ser tenido en cuenta por quienes hablan en defensa de las religiones tradicionales, todas ellas antropocéntricas. Cuarto, una religión no tiene por qué fundamentarse en un Dios, tal como es el caso del budismo, y en consecuencia, puede llegar a entenderse que el pastafarismo no se basa tanto en la figura del Monstruo del Espagueti Volador como de algo mucho más profundo, de mucho más trasfondo: que es el de la libertad y el respeto en sociedad. Sí: respeto, aunque pueda parecer contradictorio por considerarse el pastafarismo como un movimiento irreverente.

Como vemos en su origen, el Monstruo del Espagueti Volador se concebió como una manera de respetar a las personas que no comparten unas determinadas creencias insuficientemente fundamentadas. Fue por medio del sarcasmo, la inteligencia y el humor como se paró una arbitrariedad realizada por los poderes públicos. Pero el pastafarismo como movimiento masivo surgió posteriormente, como un fenómeno que se retroalimentaba por sí solo. Era lógico: los problemas de las intromisiones religiosas han continuado y seguido hasta el día de hoy por todas las partes del mundo. Para quienes creen, quizás casi religiosamente, en las libertades civiles, era natural reaccionar así contra esas injerencias, y viendo los privilegios que se dan desde el poder a las religiones, decidiesen buscar su propia expresión religiosa por medio del humor, que sin embargo no niega una profunda Fe: la constituida por medio de la libertad, la justicia y los derechos civiles. El budismo es una religión sin dios; el pastafarismo es una religión de conceptos como el del Monstruo del Espagueti Volador, como el que tenían los docetistas cristianos que creían en Jesús solo como una apariencia mística que no existió en el plano terrenal.11

En este sentido, considero necesario que el pastafarismo sea reconocida como religión oficial, como manifestación de un sistema de creencias de unos determinados principios que se mediatizan y ordenan estructuralmente en un conjunto de rituales y normas muy explícitos. Considerar que carecen de una base de fe es ignorar el profundo trasfondo del significado de su movimiento. Las personas que integran los poderes públicos no pueden ignorar ese significado, ni pueden imponer sus criterios subjetivos sobre el resto, pues su trabajo como funcionario debe abarcar las cuestiones con objetividad, es decir, teniendo en cuenta que todas las partes tienen sus propias razones y posiciones, y que no pueden ser despachados unilateralmente. En ello se fundamenta la más mínima convivencia en la sociedad, y si el Estado no se ajusta a ello, simplemente no se ajusta a la realidad de una parte de la población a la que abarca sus poderes.

Francisco José Fernández Andújar

1 Un sello de Correos sobre el Puente de los Santos que une a Asturias con Galicia ha ofendido a numerosos asturianos: en la imagen la parte gallega ha sido claramente favorecida respecto a la astur, donde sus localidades han sido literalmente “borradas”, sustituidas por un campo llano verde.

2https://iglesiapastafari.wordpress.com/2015/04/07/532/ (Consultado el 9 de Abril de 2015).

3 South Park, temporada 6, episodio 14: “El Campamento de la Tolerancia”.

4La Santa Biblia. Trad. del equipo de Evaristo Martín Nieto. Ed. Paulinas, 1989, p. 818.

5 Constitución Española de 1978. Ed. Tecnos, 2001, p. 36, artículo 16.3.

7 HENDERSON, Bobby: Open letter to Kansas School Board.

8 La Santa Biblia, p. 1517.

9 La primera religión organizada en la historia (y no referida a simples creencias y supersticiones) surge en Sumeria, aproximadamente en torno al 5000 A.C., aunque su registro escrito más antiguo es mucho más reciente.

10 BERGSON, Henri: La Risa. Ed. Alianza, 2008.

11 SAN IRENEO: Contra los herejes.https://mercaba.files.wordpress.com/2007/10/contra-los-herejes.pdf, en p. 81 (apartado 79).

Cuanto más dura es la prueba mayor es el triunfo. El tallarinesco os guarda un lugar junto a sus mejores volcanes de cerveza por vuestra fe y persistencia! No desfallezcais hermanos

Apoya el pastafarismo

La religión Pastafari cuenta con millones de seguidores en todo el mundo, que han sido seducidos por su laxa moral, sus ríos de fría cerveza, sus sagrados y ricos platos de espaguetis con albóndigas… y, sobre todo, por la fe, en que, en caso de existir un único Dios, ese es sin lugar a dudas un Monstruo de Espagueti Volador.

Lamentablemente, el primer intento de que se reconociese el Pastafarismo como religión en España, chocó con la intolerancia y falta de sentido del humor del Ministerio de Justicia. Ahora la Iglesia Pastafari vuelve a intentarlo y necesita una estimación del número de fieles.

Si eres un auténtico seguidor de MEV firma como miembro de nuestra Iglesia, para que en el Ministerio vean cuantos somos. ¡Necesitamos que te unas a los piratas pastafaris!

http://actuable.es/retos/soy-pastafari-2

[nota: los enlaces ya no están activos, se terminó la recogida de firmas, de momento]

 

http://rollitosdeprimavera.blogspot.com.es/2012/08/joe-contra-correos.html

Correos, católico, apostólico y romano

Perdónalos, Monesvol, porque no saben lo que hacen …
Uno pensaría que estamos en un país laico y moderno, donde todo tipo de creencias personales son aceptadas y respetadas pero no es así.
Servidor, neófito pastafarí, quiso utilizar el servicio de sellos personalizados de Correos, Tu sello,  a fin de tener dichos sellos con la efigie del gran Monesvol (en la forma de la imagen superior), servicio que fue rechazado con un escueto:
Lamentamos comunicarte que Correos S.A.E ha considerado que su imagen incumple las condiciones requeridas por el servicio de Tu Sello, no siendo susceptible de ser incorporada en un sello personalizado.
Servidor, que ante todo es cabezota al mas puro estilo “Don erre que erre”, recurrió en primer lugar en Septiembre de 2011 a la Comisión Nacional Postal, la cual le respondió en Octubre que este servicio no se encontraba incluido entre los pertenecientes al Servicio Postal Universal, cuya relación contractual se regula por el derecho privado y por tanto la resolución de la reclamación no corresponde a dicha comisión.
Este fiel adepto, se dirigió por tanto a la Junta Arbitral del ayuntamiento de su capital de provincia (Sevilla) la cual también se declaró no competente por tener el adepto su residencia en otra localidad (Alcalá de Guadaira) y le remitió a la Junta Abitral Provincial perteneciente a la Diputación Provincial.
Finalmente esta contactó con Correos y esta empresa aceptó someterse a un acto de arbitraje. Si bien al primero no se personó correos ni un servidor por problemas personales, finalmente ambas partes acudimos a un segundo acto. Mi sorpresa fue cuando en dicho acto Correos aportó un nuevo escrito de alegaciones (de ninguna de las cuales se me informó en un primer momento) donde se dice textualmente que:
 
“Correos consultó la inclusión o no de dicho culto en el Registro de Entidades Religiosas, comprobando que … la dirección General de Cooperación Jurídica Internacional y Rleaciones con las Confesiones, del Ministerio de Justicia había resuelto, a través de Oficio, denegar la inscripción en el Registro de Entidades Religiosas de la entidad denominada IGLESIA PASTAFARI”.
 
“conocidos los antecedentes del pastafarismo y que su significado religioso y científico puede crear polémica o controversia, Correos consideró que por las connotaciones que tenía la imagen solicitada no era susceptible de ser incorporada en un sello de Correos …. En consecuencia, no posible atender la pretensión del reclamante relativa a la prestación del servicio Tu sello, dado que … No deben figurar personajes cuando su representación pudiera ser causa de división, polémica, controversia, escándalo o conflicto”.
Y digo, yo, si solicito un sello con una figura humana, ¿Esto no podría ofender a la comunidad musulmana dado que su libro sagrado prohibe su representación? ¿Si incluyo un trozo de carne cocinada esto no escandalizaría a los veganos estrictos? ¿Un torero no haría levantarse a los antitaurinos?
Y aun más, ¿Que tiene de polémico o controvertido para Correos intentar legalizar un nuevo culto? ¿A quien puede dividir? ¿A quien escandaliza? ¿Que conflictos ha provocado?
Preguntas a ninguna de las cuales puedo encontrar respuesta a menos que se aborden desde una estrecha mentalidad católica que no acepte el menor atisbo de crítica o el pensamiento independiente.
Solo me queda esperar al buen juicio del arbitro designado, os mantendré informados.
Flying_Spaghetti_Monster_Icon_by_TestingPointDesign

Joe contra correos

* Imagen obtenida de la web de la Church of the Flying Spaghetti Monster y distribuida bajo licencia CC.

Perdónalos, Monesvol, porque no saben lo que hacen …

Uno pensaría que estamos en un país laico y moderno, donde todo tipo de creencias personales son aceptadas y respetadas pero no es así.

Servidor, neófito pastafarí, quiso utilizar el servicio de sellos personalizados de Correos, Tu sello,  a fin de tener dichos sellos con la efigie del gran Monesvol (en la forma de la imagen superior), servicio que fue rechazado con un escueto:

Lamentamos comunicarte que Correos S.A.E ha considerado que su imagen incumple las condiciones requeridas por el servicio de Tu Sello, no siendo susceptible de ser incorporada en un sello personalizado.

Servidor, que ante todo es cabezota al mas puro estilo “Don erre que erre”, recurrió en primer lugar en Septiembre de 2011 a la Comisión Nacional Postal, la cual le respondió en Octubre que este servicio no se encontraba incluido entre los pertenecientes al Servicio Postal Universal, cuya relación contractual se regula por el derecho privado y por tanto la resolución de la reclamación no corresponde a dicha comisión.

Este fiel adepto, se dirigió por tanto a la Junta Arbitral del ayuntamiento de su capital de provincia (Sevilla) la cual también se declaró no competente por tener el adepto su residencia en otra localidad (Alcalá de Guadaira) y le remitió a la Junta Abitral Provincial perteneciente a la Diputación Provincial.

Finalmente esta contactó con Correos y esta empresa aceptó someterse a un acto de arbitraje. Si bien al primero no se personó correos ni un servidor por problemas personales, finalmente ambas partes acudimos a un segundo acto. Mi sorpresa fue cuando en dicho acto Correos aportó un nuevo escrito de alegaciones (de ninguna de las cuales se me informó en un primer momento) donde se dice textualmente que:

“Correos consultó la inclusión o no de dicho culto en el Registro de Entidades Religiosas, comprobando que … la dirección General de Cooperación Jurídica Internacional y Rleaciones con las Confesiones, del Ministerio de Justicia había resuelto, a través de Oficio, denegar la inscripción en el Registro de Entidades Religiosas de la entidad denominada IGLESIA PASTAFARI”.

Desproposito que continúan ahondando:

“conocidos los antecedentes del pastafarismo y que su significado religioso y científico puede crear polémica o controversia, Correos consideró que por las connotaciones que tenía la imagen solicitada no era susceptible de ser incorporada en un sello de Correos …. En consecuencia, no posible atender la pretensión del reclamante relativa a la prestación del servicio Tu sello, dado que … No deben figurar personajes cuando su representación pudiera ser causa de división, polémica, controversia, escándalo o conflicto”.

Y digo, yo, si solicito un sello con una figura humana, ¿Esto no podría ofender a la comunidad musulmana dado que su libro sagrado prohibe su representación? ¿Si incluyo un trozo de carne cocinada esto no escandalizaría a los veganos estrictos? ¿Un torero no haría levantarse a los antitaurinos?

Y aun más, ¿Que tiene de polémico o controvertido para Correos intentar legalizar un nuevo culto? ¿A quien puede dividir? ¿A quien escandaliza? ¿Que conflictos ha provocado?

Preguntas a ninguna de las cuales puedo encontrar respuesta a menos que se aborden desde una estrecha mentalidad católica que no acepte el menor atisbo de crítica o el pensamiento independiente.

Pero como la lógica es lógica, y aun existen funcionarios competentes y razonables que saben atender a argumentos, hoy 30 de agosto de 2012 me ha llegado la resolución del laudo (que expongo mas abajo donde se dice literalmente:

“difícilmente puede crear polémica o controversia un bola de espaguetis con albóndigas voladora, siento totalmente arbitraria la denegación de la solicitud ..”

Correos finalmente aceptó la resolución y aquí tenéis una foto del pliego de sellos finalmente imprimido y enmarcado.

Eso si, realicé un nuevo pedido de otro pliego para un compañero y de nuevo denegación de correos y de nuevo solicitud de arbitraje. Dicho arbitraje fue respondido con una largo texto que venía a decir de modo florido “No nos hagas perder el tiempo por esta tontería” y “ya hicimos un laudo en relación a esta tema, no nos preguntes de nuevo”.

Eso sí, ¿alguien ve normal tardar mas de dos años en poder imprimir unos sellos por culpa de los prejuicios católicos de una empresa estatal?

https://iglesiapastafari.wordpress.com/2013/05/13/no-habemus-mas-sellos-pastafaris/

 

Tras muchos días de oración, interminables jarras de cerveza y, muy importante, realizar el papeleo necesario, es Un Pirata Excelente conseguía forzar a Correos a imprimir nuestro santo sello.

https://iglesiapastafari.wordpress.com/2012/09/02/habemus-sellos-pastafaris/

Sin embargo, poco después, Correos aseguraba que la “sentencia” solo servía para ese caso concreto y no pensaba imprimir sellos a nadie más… en realidad simplemente dijo “no”, pero hemos deducido el resto.

No podíamos entender, como Correos, una empresa estatal y que disfruta de un monopolio absoluto sobre el servicio postal a nivel particular, no se ha enterado de que España es ahora un estado aconfesional en el que la libertad de expresión, siempre que esta no sobrepase ciertos límites (que nuestra imagen de Monesvol no sobrepasa en absoluto) es un valor sagrado y fundamental.

Así que, otro sufrido adorador de la pasta, volvió a empezar (otra vez, petición de los sellos, rechazo, junta de arbitraje, vista arbitral, oración para que Monesvol iluminara al arbitro, jarras de cerveza y mucho papeleo) para disfrutar de la loada imagen de Monesvol en un sello postal… intento tan ofensivo para Correos que esta vez no envió uno, sino TRES, representantes al acto arbitral, que defendieron que, “adorar a una gran bola de espaguetis es ofensivo para un gran número de españoles”… esta vez, por desgracia, consiguieron convencer a la Junta Arbitral y la decisión fue favorable a Correos

Recuento de puntos: Iglesia Pastafari 1 – Correos 1

Al resolverse cada caso por separado, se ha abierto al puerta a que cada persona, pueda hacer la misma reclamación… nos veremos las caras de nuevo*.

http://www.eldiario.es/hojaderouter/internet/iglesia-pastafari-Alemania-Spaghettus-Monstruo_de_Espagueti_Volador_0_367464423.html

En el pueblo alemán de Templin, al norte del país, un cartel señala el camino que lleva hasta la Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador (‘Kirche des Fliegenden Spaghettimonsters’). Google Maps también lo indica. Se trata del primer y único templo pastafari del mundo, un lugar donde los fieles se congregan para rendir culto a su adorado Monesvol. Sus oficios, algo así como las misas para los cristianos, se celebran los viernes. El equivalente al sacerdote, encargado de guiar la oración, es el ‘noodler’ (¿tallarinador? ¿Tallarinero?). No hace falta formación específica ni hay jerarquía: podría ser cualquiera.

En la iglesia de Templin representa este papel el hermano (‘Bruder’) Spaghettus. De aspecto envejecido, larga y canosa su barba, recuerda a los sacerdotes ortodoxos cristianos. Tiene 64 años y fue uno de los primeros alemanes en sumarse, junto con su mujer y su hijo, a esta insólita creencia. Aunque hace solo unos meses que se ha instalado en un punto concreto, Spaghettus fundó su ‘club’ (como él mismo lo llama) allá por 2006, y lo constituyó como una organización sin ánimo de lucro en 2011.

Esta comunidad ideológica encuentra apoyo moral y ayuda financiera en internet

Esta comunidad ideológica encuentra apoyo moral y ayuda financiera en internet

Desde el primer día ha sido su presidente y el “motor” de su funcionamiento. Hoy su templo cuenta con 170 miembros registrados formalmente, 4.800 seguidores en Facebook y 1.300 participantes en grupos de discusión. Se trata de comunidades ‘online’ donde encuentran, entre otras cosas, apoyo moral y ayuda financiera para sus proyectos.

Spaguettus describe a  HojaDeRouter.com su particular parroquia. Las únicas reglas para entrar son vestir como un pirata y no llevar un colador en la cabeza(hacerlo de otro modo sería una blasfemia). Después, “simplemente dejamos que la fantasía fluya de forma natural”, explica el pastafari.

El resultado es una mezcla interesante entre una iglesia y un ‘pub’. Sobre un altar reposa la imagen de la divinidad, un particular ente con apariencia de plato de espaguetis con albóndigas; debajo, la cerveza sagrada que degustarán para santificar su viernes de reunión.

Cualquier sitio es bueno para que los feligreses brinden con cerveza

Cualquier sitio es bueno para que los feligreses brinden con cerveza

Aunque Spaghettus y los suyos han fundado esta insólita parroquia, un lugar de culto pastafari es todo aquel donde se pueda brindar con cerveza “y degustar la esencia de nuestro Dios Monesvol”, explica el español Antonio Lobo. Los pastafaris se sienten más una comunidad ideológica que religiosa, aunque sus ritos, no sin sarcasmo, son muy similares a los de una religión. De hecho, Spaghettus oficia una especie de “misa” que él mismo denomina de esta forma, aunque Lobo cree que utilizar el término cristiano no es del todo correcto.

Cualquier persona que dé un paso al frente puede dirigir el oficio bajo el título de ‘Noodler’

Cualquier persona que dé un paso al frente puede dirigir la “misa” como ‘noodler’

Además de la reunión convencional de cada viernes, los pastafaris de Templin celebran cada seis semanas una “misa” multitudinaria que acaba en algún restaurante de Berlín. En fechas señaladas, llevan a cabo oficios aún mayores a los que asisten hasta 400 personas. En esos casos, “conseguimos tener hasta 50 personas en el escenario haciendo su confesión de fe para convertirse al pastafarismo”, explica Spaghettus.

LOS PRINCIPIOS DE FE

Entre las creencias del credo pastafari, aceptadas por todos sus miembros, está el mito de la creación. El Monstruo de Espagueti Volador (Monesvol), invisible e indetectable, creó el universo tras una borrachera. Así se explican las imperfecciones de este mundo, impropias de la obra de un ente todopoderoso. Bobby Henderson es algo así como el segundo de abordo: el creador del pastafarismo, considerado un profeta, goza de plena credibilidad y autoridad suprema en lo que atañe a la fe y a la conducta (a menos que otro pastafari opine lo contrario).

Monesvol guía continua e imperceptiblemente la conducta de todo ser humano (creyente o no) por medio de sus apéndices tallarinescos. Los pastafaris devotosdeben vestir completamente con atuendo pirata y gritar “¡Arrrgh!” siempre que les sea posible, pues los corsarios son el pueblo elegido.

Los pastafaris que se porten razonablemente bien irán al cielo, donde hay volcanes de cerveza hasta donde alcanza la vista, así como un lugar con bailarines y bailarinas de ‘striptease’. Aquel que Monesvol envíe al infierno también disfrutará de cerveza y bailarines, aunque la bebida estará caliente y los ‘strippers’ sufrirán enfermedades venéreas.

Por último, pero no por ello menos importante, los dones del creador: pasta con albóndigas y cerveza son los elementos que conformarn el cuerpo de ‘Su Tallarinesca’, así como un alimento ideal y de fácil preparación. Todo buen pastafari ha de llevar un colador de pasta en la cabeza, a modo de sombrero.

Los pastafaris devotos deben vestir completamente con atuendo pirata y gritar “¡Arrrgh!”

Los pastafaris devotos deben vestir completamente con atuendo pirata y gritar “¡Arrrgh!”

COMENZAR EL RITUAL

Al entrar en la iglesia, para comenzar con el oficio, los feligreses deben doblar sus manos sobre el pecho y mover los dedos como si fueran tentáculos, en señal de saludo al Monstruo. Después el ‘noodler’ lee en voz alta la confesión de fe, frase por frase, dejando que los miembros de la congregación la repitan.

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9391/791829/640/360/0/0/0

Después, el ‘noodler’ puede ofrecer un sermón. Es algo opcional, “pero tratamos de incorporarlo siempre que sea posible”, explica Spaghettus, único encargado de impartirlo en la iglesia alemana (porque nadie más hasta el momento se ha atrevido a hacerlo).

Por otro lado, durante estas misas es imprescindible entonar algunos versos de ‘Ein bissfest Burg ist unser Gott’ (Castillo al dente es nuestro Dios), una canción compuesta especialmente para las celebraciones pastafaris que guarda sospechoso parecido  con el himno protestante ‘Ein feste Burg ist unser Gott’ (Castillo fuerte es nuestro Dios).

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9391/791833/640/360/0/0/0

Tras el sermón, que puede durar entre quince y veinte minutos, toda la congregación recita al unísono: “Oh Tallarines que están en los cielos gourmets. Santificada sea tu harina. Vengan a nosotros tus nutrientes. Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos. Danos hoy nuestras albóndigas de cada día y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen. No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de vos), y líbranos del hambre… RAmén”.

Se trata de la Oración del Monstruo, que se lee directamente de una espada de madera, un objeto ceremonial que también usan para abrir la cerveza (un trasunto del vino en la homilía cristiana). No es el único objeto simbólico de la iglesia pastafari: durante el oficio se emplea también un rodillo de amasar con rezos inscritos (que se asemeja a la Torá judía cuando está enrollada).

Antes se reunían en casas de otros fieles donde los huéspedes cocinaban para todos los asistentes a la "misa"

Antes se reunían en casas de otros fieles; ahora, en la iglesia, en bares o al aire libre

Algunos de estos elementos simbólicos se consideran reliquias, vinculadas a milagros determinados. La más grande es una botella de ron. Los pastafaris la consideran “una señal proveniente del Monstruo” porque resistió impoluta (y sin que nadie la abriera para degustar su contenido) a tres oficios seguidos.“Quedó intacta entre piratas, ¿puedes creerlo?”, nos pregunta aún estupefacto el hermano Spaghettus.

Una vez finalizada la oración, la cena se reparte entre los asistentes. Spaghettus confiesa que hace tiempo, cuando eran menos asistentes, se reunían en casas de otros fieles, cocinaban y compraban bebidas. Ahora suelen organizarlas en restaurantes y parques cuando el tiempo lo permite.

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9391/791834/640/360/0/0/0

“Como no somos caníbales despiadados no comemos ni carne ni sangre”, afirma Spaghettus, en clara referencia al pan y el vino que simbolizan el cuerpo y la sangre de Jesús en una misa católica. Ellos, en cambio, sirven espaguetis y cerveza.

Una taza contiene espaguetis aliñados con aceite de oliva, que sirven para bendecir a los asistentes a modo de hostia consagrada. “Fideos de sus apéndices”, deben recitar. Mientras tanto, una copa se llena de cerveza y cada feligrés sorbe un trago diciendo: “cerveza, de su volcán de cerveza”. “Esto es lo que nos espera en el cielo al lado de la zona de los ‘strippers’”, sentencia Spaghettus.

Tras la “misa”, el ‘noodler’ recoge las reliquias para custodiarlas hasta el próximo oficio. Entonces deberá entregárselas al siguiente ‘noodler’ una a una, diciendo: “Oh, milagro, te alabamos”. La congregación debe responder a cada paso con un rotundo “RAmén”.

Cada rito pastafari va acompañado de un "RAmén" de sus seguidores

Cada paso del rito pastafari va seguido de un “RAmén” por parte de los fieles

Por supuesto, un movimiento como este ha de tener sus “ sagradas y sabrosas escrituras”, obra del profeta Henderson. También celebran bautizos, bodas “y todavía no hemos tenido ningún funeral, pero estaríamos dispuestos a hacerlo”, dice Spaghettus.

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9391/791837/640/360/0/0/0

Dado que este movimiento surgió y se desarrolló en la Red, resulta extraño que ninguna de estas particulares y curiosas celebraciones pueda verse ‘online’ en directo. Se cuelgan tiempo después, eso sí, en un canal de YouTube que no tiene desperdicio (aunque solo los que sepan alemán podrán entenderlas).

http://widget.smartycenter.com/webservice/embed/9391/791838/640/360/0/0/0

El español Jesús Castizo explica que la Red es un elemento crucial para conectar a los pastafaris de todo el mundo. “Somos fieles repartidos y desperdigados”, por lo que las redes sociales y listas de correo son fundamentales para coordinarse y actuar de manera conjunta en fechas señaladas.

A pesar de toda la parafernalia, estos supuestos “fieles” no pretenden engañar a nadie. Como en el caso de Castizo, la relación de muchos con la iglesia es muy ocasional. Reconoce que se unió al pastafarismo porque le atraía el “cielo de ‘strippers’ y volcanes de cerveza”. Su razonamiento era simple: “si debo creer en un cielo o una vida después de esta, prefiero hacerlo en uno que me guste y divierta”.

Spaghettus tiene clara su misión de parodiar otras religiones y sus ritos

Spaghettus tiene clara su misión: parodiar otras religiones y sus ritos

Spaghettus también tiene clara su misión: se trata de parodiar otras religiones y sus ritos para “ayudar” a los creyentes a entender que “son tan útiles como la nuestra: un completo disparate”. Su compromiso es tan firme que, casi a modo de catequesis, enseña los principios del pastafarismo a los más pequeños: siempre vestidos de pirata.

http://sistema-anoat.blogspot.com.es/2006/11/el-monstruo-espaguetti-volador.html

592597dz

El Monstruo Espagueti Volador existe. Tiene dos ojos, dos albóndigas y “Apéndices Tallarinescos” con los que controla el destino de todos los seres humanos. Aunque nunca lo hayáis visto, es real. ¿Y sabéis por qué? Porque nadie puede negar absoluta y rotundamente su inexistencia.

Bajo esta premisa se creó la idea del Monstruo Spaguetti Volador, todo un icono para el mundillo friki-internetero. Y, ante todo, una feroz y divertida crítica hacia la religión en general y las teorías creacionistas en particular.

Creacionismo, evolucionismo…¿pastafarismo?

Todo comenzó en el año 2004. En dicho año, el Consejo de Educación del Estado de Kansas ordenó a los colegios estatales impartir la misma cantidad de horas lectivas tanto a la teoría del diseño inteligente como a la teoría de la evolución en las clases de biología.

La teoría del diseño inteligente es, por decirlo así, una versión actualizada del creacionismo (según la cual un sólo Ser creó todo el Universo), en la que se basan las religiones monoteístas. Dado el fracaso de las tesis creacionistas más conservadoras (es decir, las que creen literalmente en la Biblia) en el ámbito académico, la teoría del diseño inteligente intenta triunfar donde la otra se mostró poco creíble.

Bobby Henderson, futuro profeta de su propia religión, completamente indignado ante la mera idea de otorgar al diseño inteligente (una teoría basada únicamente en la fe y sin nigún sostén científico) la misma importancia que el evolucionismo (una teoría científicamente observable y estudiable), decidió escribir en junio de 2005 una demoledora carta abierta de protesta a dicho Consejo.

El escrito, tremendamente satírico, reclamaba para el pastafarismo (una religión paródica inventada por él) el mismo trato igualitario que “las conjeturas lógicas basadas en abrumadores hechos observables” (es decir, el evolucionismo) y que el diseño inteligente.
Esta divertida oda al sarcasmo recibió tres respuestas por parte de simpatizantes del Consejo de Educación del Estado de Kansas. Podéis leerlas aquí.

El Dios del pastafarismo: el Monstruo Espaguetti Volador

Durante los dos meses siguientes, la página web de Henderson (www.venganza.org ,donde colgó su carta, las respuestas y las tesis y mandamientos de su ficticia religión) se llenó de visitas de curiosos, interesados y simpatizantes de su religión paródica, convirtiéndose por derecho en la Iglesia del Monstruo Espaguetti Volador (Church of the Flyng Spaghetti Monster).

El Monstruo Spaguetti Volador (o FSM, para abreviar) es el Dios del pastafarismo. Como ya he dicho, está formado por dos ojos, dos albóndigas y unos “apéndices tallarinescas”. Las “creencias” que sustentan su existencia, desarrolladas en la web de Henderson, constituyen una hilarante parodia de las tesis que los partidarios del diseño inteligente acostumbran a utilizar para denfender sus teorías.

Así, los pilares básicos del pastafarismo son los siguientes:

  • El Universo entero fue creado por un invisible e indetectable Monstruo de Espaguetti Volador. Todas las evidencias que “erróneamente” apoyan la evolución han sido intencionadamente plantadas por este ser.
La imagen mediante la que el pastafarismo representa el Génesis: el Monstruo Espaguetti Volador, unos árboles, una montaña con tres picos y un enano. (¿?XD)
  • El Monstruo guía invisiblemente la conducta de todos los seres humanos (tanto si son creyentes pastafaris como si no) por medio de sus “Apéndices Tallarinescos”.
  • El calentamiento global, los terremotos, los huracanes y el resto de desastres naturales son consecuencia directa de la disminución directa de piratas experimentada a partir del año 1800. Este dato surrealista sirve para atacar la falacia lógicautilizada por los creacionistas, según la cual la correlación implica la causa. Esta burla se acentúa aún más en un gráfico publicado en la web de Henderson, donde muestra la relación directa entre el descenso de piratas y el cambio climático.
  • Bobby Henderson es el profeta de esta Primera Iglesia Unida del Monstruo de Espaguetti Volador (First United Church of the Flyng Spaghetti Monster).
  • El símbolo principal del pastafarismo es una cruz. En lugar de presentar a Jesús crucificado, incluye un tenedor para comer espaguettis.

Además de sus fundamentos básicos, el pastafarismo tiene, como cualquier otra religión, una serie de normas de conductas que todo buen pastafari debe cumplir:

  • Las oraciones al Monstruo Spaguetti Volador deben terminar siempre con la palabra “RAMÉN”. El Ramen es, como seguramente sabrán los fans de Naruto, la forma de llamar en japonés a los conocidos “fideos chinos” (realmente significa espaguetti). Los podéis encontrar en tiendecillas perdidas de productos japoneses en las callejuelas de Madrid, al precio de 0, 45 euros por sobre. Son sencillísimos de hacer, están la mar de buenos y te salvan el típico día que no sabes qué hacer para comer y estás harto de bocadillos.
    Un humeante y delicioso plato de ramen
  • El creyente pastafari debe ir vestido de pirata XD

  • Los pastafaris deben tener una moral laxa, como los espaguettis a los que adoran.

Aísmismo, Henderson argumentó los siguientes motivos para convertirse al pastafarismo:

  • Todos los viernes son fiestas de guardar.
  • La escatología (recompensa tras la muerte) del pastafarismo promete una fábrica de strippers y un volcán de cerveza en el cielo.

Una invención completamente real

El Monstruo de Spaguetti Volador es más que una fantasía. Es un símbolo de la ironía y la crítica más mordaz hacia aquellos defienden fanáticamente la validez indiscutible de las teorías basadas en dogmas de fe como hechos válidos, al tiempo que tachan de absurdas las teorías basadas en la experimentación científica.

Una genial y divertida crítica al fundamentalismo religioso, en definitiva.

Una de las imágenes más carismáticas del entrañable Monstruo Espaguetti Volador.
Quiero este poster ya

No es, por tanto, un ataque a la religión per se. Tal y como afirma el Profeta (que sepáis que yo me he convertido al pastafarismo),

“No tengo problemas con la religión. Lo que me molesta es que nos quieran vender la religión como una ciencia. Me parece bien que se enseñe el creacionismo en las escuelas, pero no como parte de la materia de Ciencias Naturales. La Ciencia es el estudio de fenómenos naturales y observables”.

Uno de los golpes de efecto más brillantes del pastafarismo como broma al fanatismo religioso es, aparte de su estrafalario y simpático aspecto, la serie de razonamientos por los que resulta imposible negar la existencia del Monstruo. O, dicho de otra forma, nadie puede afirmar su inexistencia. Resulta obvia la alusión a la habitual justificación de las religiones para demostrar la existencia de los dioses a los que adoran.

¿Quién puede demostrar que un enorme plato de espaguettis con ojos controla nuestros destinos con sus apéndices tallarinescos? ¿Y que un Ser superior vigila nuestras vidas ateniéndose a un plan divino? Nadie, en ambos casos. He ahí la genialidad del pastafarismo, el motivo de su existencia.

El siguiente ejemplo ilustra perfectamente lo que quiero decir. Parece ser que en septiembre de 2005 un visitante de la web pastafari se ofreció a pagar 250.000 dólares a aquel que pudiera demostrar empíricamente la teoría de la evolución. El Profeta, en su genialidad, respondió que los pastafaris darían un millón de dólares a aquel que pudiera demostrar empíricamente que Jesús no es el único hijo del Monstruo Espagueti Volador.

El pastafarismo, si bien pudiera parecer una simple gracia entre amigos, ha convencido a ateos, agnósticos y escépticos de medio mundo con su irreverente y desmadrado mensaje.

Brian D. Rabern, profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad de California en Santa Bárbara, expuso una serie de argumentos ontológicos y cosmológicos por los que el Monstruo Espaguetti Volador existe.

El argumento ontológico es el siguiente:

  • Premisa 1: el Monstruo de Espaguetti Volador es un ser que tiene toda perfección.
  • Premisa 2: la existencia es una perfección.
  • Premisa 3: por lo tanto, el Monstruo de Espaguetti Volador existe.

Es por tanto, otro ejemplo de la falacia lógica esgrimida por los creacionistas y que tanto critica el pastafarismo. Concretamente, este argumento es una copia deliberada y maliciosa del argumento ontológico de San Anselmo de Canterbury, sustituyendo Dios por el FSM.

El argumento cosmológico de la existencia del Monstruo Espaguetti Volador sería en siguiente:

  • Premisa 1: la existencia de todo lo que comienza a existir tiene una causa.
  • Premisa 2: el universo comenzó a existir.
  • Premisa 3: por lo tanto, la existencia del universo tiene una causa.
  • Premisa 4: como no hay una epxlicación científica que pueda elucidar el origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural. Es decir, el universo fue creado por un Dios
  • Conclusión 1: por lo tanto, un Dios existe.
  • Premisa 5: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
  • Premisa 6: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguettis.
  • Conclusión 2: por lo tanto, el Monstruo de Espaguetti Volador es el único Dios verdadero.

Vale, ésta está más cogida por los pelos, pero hay que reconocer que es divertida :D En concreto, está basada en el estilo delkalam, la argumentación teológica natural del Islam.

Como curiosidad, recientemente George W. Bush afirmó ser partidario de la enseñanza de teorías no evolucionistas en las escuelas, por lo que Henderson dedujo humorísticamente en su web que el Presidente de los EEUU era pastafari. Hasta hoy, no ha habido respuesta :D.

Un icono

Igual que otras ideas divertidas creadas en Internet, el Monstruo Espaguetti Volador se ha convertido en un todo un fenómeno de masas, llenando blogs con dibujos y comentarios que se adhieren a la doctrina inconformista del pastafarismo.

Y, como buen movimiento pseudoreligioso, el pastafarismo, y más concretamente el FSM, tiene su propio merchandising. ¿Acaso el resto de religiones no sacan beneficios vendiendo sus propios objetos de culto? El pastafarismo no iba a ser menos. Cualquier adorador del espaguetti puede comprar una camiseta o un poster del Monstruo Espaguetti Volador, como si de David Bisbal se
tratara. Pero Bisbal no tiene apéndices tallarinescos.

En la web de la Iglesia del FSM podéis encontrar camisetas, unos wallpapers cojonudos (atentos a éste de La Última Cena) e inclusoflyers para convertir a vuestros amigos a la causa pastafari.

Colgantes con los emblemas del pastafarismo: el FSM y una raspa de pez pirata.
También hay pegatinas


QUIIIEEEEEROOOOOO UNAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Hasta tarjetas de felicitación teneis.Hay incluso quienes crean sus propios disfraces para adorar como es debido al Monstruo.

La Elegida

Si os interesa saber cómo lo fabricó, haced click aquí.
Aquí termina esta reseña del pastafarismo y del Monstruo Espaguetti Volador, un Ser por el que siempre he sentido bastante simpatía.A los que desconocíais que vuestras vidas están siendo guiadas por este entrañable amasijo de pasta, ya sabéis lo que debéis hacer.
Vestid pantalones piratas (no es lo mismo, pero Él lo comprenderá)
No vayáis a clase los viernes.

Y cuando comáis espaguettis o fideos, recordad que ese es su Cuerpo, que fue entregado a todos vosotros para el perdón de los pecados.

RAMEN

El pastafarismo (neologismo derivado de «pasta» y «rastafarismo») o religión del Monstruo del Espagueti Volador es una religión paródica,123 surgida como protesta social en Estados Unidos para denunciar y oponerse a la difusión en las escuelas de la hipótesis del diseño inteligente, impulsada por sectores políticos y religiosos conservadores durante los mandatos del presidente George W. Bush, y a las corrientes de opinión que pretendían su equiparación conteorías aceptadas por la comunidad científica como la de la evolución biológica.

Los principios del pastafarismo fueron ideados por Bobby Henderson, licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregón, para protestar por la decisión del Kansas State Board of Education (Consejo de Educación del Estado de Kansas) adoptada a finales de 2005, de permitir la enseñanza del diseño inteligente en las escuelas públicas como alternativa de la teoría de la evolución.4 Esta decisión fue finalmente revocada en agosto de 2006.5 Al igual que el movimiento a favor del diseño inteligente, el ideario de Henderson emplea referencias ambiguas a un denominado Diseñador Inteligente no especificado, con el fin de evitar los mandatos judiciales que prohíben la enseñanza de la religión y el creacionismo en las clases de ciencia de los centros educativos públicos estadounidenses.

Henderson remitió una carta abierta al Consejo en la que parodiando el concepto de diseño inteligente, expresaba su fe en una deidad creadorasobrenatural, semejante a una enorme bola de espagueti con albóndigas.6 En consecuencia, solicitaba que la teoría de diseño inteligente defendida por el pastafarismo fuera también enseñada en las clases de ciencias.7

La parodia alcanzó cierta popularidad gracias a su difusión por los medios de comunicación. Grupos de ateos y agnósticos, denominados «espagnósticos» por los pastafarianos, consideran el argumento del Monstruo del Espagueti Volador como una versión adaptada de las teorías de la tetera de Russell8 o la delunicornio rosa invisible.

En Polonia, debido a una resolución emitida por el tribunal de Varsovia, se ha aceptado a Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador como una religión oficial.9

Historia[editar]

Antecedentes[editar]

En los Estados Unidos, donde existe separación entre Iglesia y Estado, está prohibido enseñar en las escuelas públicas la creencia teocéntrica del origen del universo tal como se predica en la Biblia.10

Sin embargo, en 1999, muchos grupos de presión fundamentalistascristianos empezaron a argumentar que el evolucionismo debía ser considerado como una forma más de religión,11 por lo que para compensar, debía enseñarse también el creacionismo en los colegios públicos, como punto de vista alternativo. Al mismo tiempo, empezaron a abandonar el uso del término creacionismo en favor del de «diseño inteligente», en un intento de darle más legitimidad científica a la creación divina, pretendiendo equiparar su validez a la de las pruebas de la evolución, sin aludir a ninguna religión en concreto.

En 2004 el Consejo de Educación del Estado de Kansas, un organismo cuyos miembros son elegidos por votación popular y que decide las políticas educacionales de aquel Estado, ordenó a las escuelas estatales que en las clases de biología dedicaran la misma cantidad de horas lectivas al diseño inteligente y la teoría de la evolucióndarwiniana, ya que según su parecer ambas tenían la misma validez científica.

Orígenes[editar]

En junio de 2005, Bobby Henderson mandó una carta abierta6 protestando por la norma que obligaba a impartir en clase el diseño inteligente y la evolución biológica en igualdad de condiciones, considerando que el primero era tan solo una manera encubierta de enseñar el creacionismo en la clase de biología sin mencionar de manera explícita la palabra «Dios». De esta manera al no mencionarse a una deidad concreta, se respetaba la letra y se burlaba el espíritu de la ley que prohíbe la enseñanza de cualquier religión en los colegios públicos en Estados Unidos. Afirmando hablar tanto en su nombre como en el de otros diez millones de ciudadanos preocupados, pidió formalmente que su sarcástica reducción al absurdo, denominada «pastafarismo», recibiera el mismo trato, y que se enseñara su versión del diseño inteligente, y no sólo la incluida hasta entonces, para que se enseñara también como alternativa a la teoría de la evolución. Así expuso su teoría de que el universo fue creado por una especie de bola gigante de espagueti con albóndigas voladora, a la que llamó Monstruo del Espagueti Volador (Flying Spaghetti Monster), exigiendo que se le dedicara el mismo tiempo lectivo a la enseñanza de las tres teorías:

Creo que todos podemos esperar con entusiasmo el momento en que estas tres teorías reciban el mismo tiempo en nuestras clases de ciencia por todo el país, y finalmente el mundo; un tercio del tiempo para el «diseño inteligente», un tercio para el Monstruo del Espagueti Volador, y un tercio para las conjeturas lógicas basadas en una abrumadora cantidad de pruebas observables.

Bobby Henderson6

Representación del Monstruo de Espagueti Volador entregando al capitán Mosey las tablas con los «Realmente preferiría que no» (mandamientos) en el monte Salsa.

Avisó que de no ser así, «se verían forzados a proceder con acciones legales». Poco después, su sarcástica carta recibió dos respuestas12 de dos simpatizantes de su postura, miembros del Consejo. A mediados de agosto recibió una tercera respuesta. Sin embargo el Consejo como tal solo respondió después de que Henderson publicara la carta en su web,6 con lo que atrajo una gran cantidad de atención del público.13 Henderson fue publicando sucesivamente las respuestas recibidas por los distintos miembros del Consejo.12

En los dos meses siguientes, a medida que el enfrentamiento entre Henderson y el Consejo fue ganando notoriedad, el tráfico en el sitio web del Monstruo del Espagueti Volador creció de manera constante. La popularidad del sitio se desató en agosto cuando el Monstruo del Espagueti Volador apareció en varios blogs y sitios de noticias y humor de internet (como Boing Boing, Something Awful, Uncyclopedia y Fark.com), atraídos por el tono sarcástico del argumento de Henderson. Pronto le siguieron artículos en los principales medios de comunicación.14151617 Y así el Monstruo del Espagueti Volador se convirtió en un símbolo de la lucha contra la enseñanza del diseño inteligente en los colegios públicos.

Motivaciones[editar]

El mismo Henderson se mostró muy sorprendido por el éxito de su argumento, declarando que «escribí la carta principalmente para divertirme».18

En otra entrevista, Henderson declaró que «no tengo problemas con la religión. Con lo que tengo problemas es con la religión que pretende hacerse pasar por ciencia. Si existiera un Dios y fuera inteligente, creo que tendría mucho sentido del humor».1920

Desarrollos posteriores[editar]

En agosto de 2005, en respuesta al reto de una lectora, BoingBoing.net anunció una competición con un premio de 250 000 dólares estadounidenses ―posteriormente ampliado a un millón de dólares, para cualquiera que pudiera presentar pruebas empíricas que demostraran que Jesucristo no es el hijo del Monstruo del Espagueti Volador.21 El reto era una réplica a uno equivalente, hecho por el creacionista de la Tierra JovenKent Hovind, en el que este ofrecía un premio de 250 000 dólares a cualquiera que pudiera demostrar que la evolución es la «única manera» por la que surgieron el universo y la vida.

En noviembre de 2005 el Consejo de Educación del Estado de Kansas votó a favor de que pudieran incluirse preguntas acerca de las críticas a la evolución biológica en las pruebas de aptitud del estado, incluyendo algunas acerca del diseño inteligente.4 En febrero de 2007 el Consejo votó para que se volvieran a excluir ese tipo de preguntas, siendo la quinta vez en ocho años que se modificaron los estándares de calificación estatales referentes a la evolución.22

En noviembre de 2007 tuvieron lugar tres conferencias sobre el Monstruo del Espagueti Volador en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Religión, celebrada en San Diego (California). Las charlas incluyeron títulos como «Sagrada Pasta y Auténtica Salsa: las enredadas implicaciones del Monstruo del Espagueti Volador para teorizar sobre la religión».23 A pesar de que su inclusión en el programa sin duda generó muchas risas, produjo un debate serio sobre la esencia de la religión, explorando cuestiones como: ¿requiere la religión una auténtica creencia teológica, o simplemente un conjunto de rituales y una comunidad que se une como forma de representar sus alianzas culturales? O dicho de otro modo, ¿es una antirreligión como el espaguetimonsterismo realmente una religión?24

En diciembre de 2007 el diario The Ledger informó que varios miembros de la web de la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador habían mandado correos electrónicos a los miembros del consejo de educación de Polk County (Florida), sobre el tema del diseño inteligente.25

En esta web Henderson ha afirmado que «más de 10 millones de personas han sido tocadas por su apéndice tallarinesco».3 También han surgido otras webs de fans26 con el objetivo declarado de promover el espaguetimonsterismo.

«Con millones, si no miles [sic] de fieles devotos, la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador es ampliamente considerada una religión legítima incluso por sus opositores ―principalmente fundamentalistas cristianos, quienes han aceptado que nuestro dios tiene las bolas más grandes que el suyo―».

Bobby Henderson, profeta del Monstruo del Espagueti Volador.27

Tanto en Austria como en la República Checa existen casos de ciudadanos que lograron obtener documentos oficiales (tales como el permiso de conducir o el carné de identidad) con fotografías en las que se mostraban con un colador de pasta en la cabeza . Ambos países permiten llevar la cabeza cubierta por motivos religiosos e identifican el colador como una prenda religiosa pastafari. En el caso austriaco al solicitante se le exigió contar con la autorización de un médico, para que se le declarara «psicológicamente apto para conducir».28

Principios y creencias[editar]

Sátira de la eucaristía cristiana, durante la cual se dice comer el cuerpo de Cristo.

El dios de esta religión paródica es el MEV (Monstruo de Espagueti Volador) o MonEsVol en español ―FSM (Flying Spaghetti Monster) en inglés―. Sus seguidores se llaman a sí mismos «pastafaris» (aludiendo a los rastafaris), y humorísticamente proclaman haber sido «tocados por su apéndice tallarinesco», predicando la palabra de su «Señor Tallarinesco» como la religión verdadera.[cita requerida]

Henderson propuso muchos de los principios básicos del pastafarismo entre los argumentos contra los fundamentos del diseño inteligente de su primera carta abierta.29 Estas «creencias canónicas» expuestas en la primera carta al consejo de educación de Kansas fueron publicadas y desarrolladas en su web oficial,6 y en El evangelio del Monstruo del Espagueti Volador, donde Henderson es descrito como profeta.30 La mayoría se eligieron expresamente con intención de satirizar los argumentos comúnmente usados por los defensores del diseño inteligente e imitando algunas de sus creencias:18

  • La creencia central es que el Monstruo del Espagueti Volador, invisible e indetectable, creó el universo después de beber mucho. La borrachera del monstruo explica las imperfecciones del mundo creado.
  • Todas las evidencias que «erróneamente» apoyan la evolución han sido «plantadas» intencionadamente por este ser, para poner a prueba la fe de sus fieles,18parodiando la postura de los que creen en la infalibilidad bíblica. Así, el Monstruo del Espagueti Volador hace que todo parezca más viejo de lo que es en realidad. Por ejemplo, cuando un científico realiza un proceso de datación radiométrica de un objeto arqueológico, el Monstruo del Espagueti Volador está ahí para cambiar los resultados con su apéndice tallarinesco sin que el científico se dé cuenta.6
  • El monstruo guía continua e invisiblemente la conducta de cada ser humano (creyente o no) por medio de sus «apéndices tallarinescos».

Comitiva pastafari con atuendo de pirata para la cabalgata del solsticio de verano.

Tenedor crucificado, uno de los símbolos del pastafarismo.

  1. Tiene volcanes de cerveza hasta donde alcanza la vista.
  2. Tiene una fábrica de bailarines/as de striptease.
  • En cambio, en el infierno:31
  1. Hay también volcanes de cerveza, pero está caliente y sin gas.
  2. Los bailarines/as de striptease sufren enfermedades venéreas.
  • El día sagrado de los pastafaris es el viernes.18 Los pastafaris devotos deben vestir completamente con atuendo de pirata.
  • Aunque el Monstruo del Espagueti Volador posee un nombre, éste es tan hermoso y difícil de pronunciar que no sólo mata a quienquiera que lo intente, sino también a todo ser dentro de un radio de 6534 kilómetros. Este radio se duplica cuando uno trata de escribir o mecanografiar el nombre. Esto fue hecho a propósito por el Monstruo del Espagueti Volador solo para entretenerse.
  • El Monstruo del Espagueti Volador reveló su mensaje al capitán pirata Mosey y a Bobby Henderson que son profetas de esta Primera Iglesia Unida del Monstruo del Espagueti Volador (First United Church of the Flying Spaghetti Monster).
  • El símbolo principal es una cruz, que en vez de tener un Jesús crucificado, tiene un tenedor para comer espaguetis.
  • Las oraciones a «Él» deben terminar siempre con la palabra «RAmen» o «r’Amen» en vez de «Amén».1832Ramen es una versión japonesa de la sopa de fideos china.

Ejemplo:

Oh Tallarines que están en los cielos gourmets
Santificada sea tu harina
Vengan a nosotros tus nutrientes
Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos
Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen.
No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de ti)
y líbranos del hambre…
Ramén.

  • Un colador para espaguetis es el símbolo que cubre la cabeza de los seguidores de esta religión, de hecho en Austria es permitido para fotografías de licencias de conducir e identificaciones. Dicha lucha fue llevada a cabo por Niko Alm, al ver que injustamente no se le permitía usar su peculiar atuendo, mientras que sí a personas de otras religiones, como mujeres musulmanas y monjas.33

Los piratas y el calentamiento global[editar]

Diagrama mostrando la correlación entre el aumento de temperaturas del planeta y el descenso de la cantidad de piratas.

La relación inversa entre el número de piratas en el mundo y los efectos del calentamiento global fue uno de los argumentos usados por Bobby Henderson en su carta original al consejo escolar de Kansas.

En un gráfico (con los valores del eje de las X desordenados intencionadamente) exponía como había una perfecta correlación entre el aumento de temperaturas del planeta y la disminución de piratas desde el año 1820,34 burlándose así de la falacia lógica de que la correlación implica causa, esgrimida por algunos grupos religiosos cuando afirman que las catástrofes y guerras del mundo van en aumento como consecuencia de la disminución de los valores religiosos a nivel mundial. Además indicaba que su teoría debía ser impartida por los enseñantes totalmente disfrazados de pirata, y que lo contrario sería una falta de respeto a sus creencias.

A partir de entonces los piratas se incluyeron humorísticamente de forma recurrente en el sistema de creencias pastafari. Según éste los piratas son «seres absolutamente divinos».6 Su imagen de ladrones y forajidos es fruto de la desinformación extendida por los teólogos cristianos en la Edad Media y por loshare krishnas. El pastafarismo dice que en realidad son «exploradores amantes de la paz y diseminadores de la buena voluntad» que distribuyen caramelos entre los niños pequeños, e indican que los piratas modernos no tienen nada que ver con «los bucaneros buscadores históricos de diversión».

Además creen que los piratas fantasma son los responsables de todas las desapariciones misteriosas del Triángulo de las Bermudas.

Los pastafaris celebran el Día Internacional de Hablar como los Piratas el 19 de septiembre.

En 2008 Henderson interpretó el incremento de actividades relacionadas con la piratería en el Golfo de Adén como una prueba adicional de su teoría, señalando que Somalia tiene «el mayor número de piratas y las menores emisiones de carbono del mundo».35

pastafari1

El Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

La notoriedad que adquirió con la publicación de la primera carta atrajo a editores instando a Henderson a escribir un libro sobre el Monstruo del Espagueti Volador. En diciembre de 2005 Henderson recibió un anticipo de 80 000 dólares de la editorial Villard para escribir El evangelio del Monstruo del Espagueti Volador con el subtítulo «El premio gordo para un ingeniero de máquinas tragaperras en paro, y hereje».36El autor declaró que pensaba emplear los beneficios para construir un barco pirata con el que expandir la palabra de la religión pastafari.37 El libro se publicó el 28 de marzo de 2006.38

El Evangelio presenta los principios del pastafarismo, desarrollando las «creencias» expuestas en la carta abierta.1839 Se incluye un mito sobre la creación, una guía propagandística para evangelizar, algunas «pruebas» pseudocientíficas y varias bromas con palabras con la pasta.18 Henderson emplea la ironía para presentar los supuestos fallos que desvela la evolución, además de algunos dibujos burdos y varias fotografías manipuladas, y discute la historia y el estilo de vida según el punto de vista pastafari.39 El libro también proporciona una guía de días sagrados pastafaris,40 y un código de conducta, plasmado en los mandamientos «Realmente preferiría que no».

El Evangelio reta a los lectores a probar el pastafarismo durante 30 días, afirmando que «si no te gustamos, tu vieja religión seguramente te admitirá de nuevo». Henderson afirma en su web que se han vendido más de 100.000 copias.

Otro ejemplo de la sátira de Monesvol

Demostraciones filosóficas de la existencia del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

Según Brian D. Rabern, profesor del departamento de Filosofía de la Universidad de California en Santa Bárbara, se pueden presentar varios argumentos ontológicos y cosmológicos acerca de la existencia del Monstruo del Espagueti Volador, al igual que se ha hecho con los dioses de las religiones mayoritarias:41

Adorno de celebración del solsticio de invierno representando al Monstruo del Espagueti Volador.

El argumento cosmológico del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

Imitando el estilo de la teología kalam:

  • Premisa 1: la existencia de todo lo que comienza a existir tiene una causa.
  • Premisa 2: el universo comenzó a existir.
  • Conclusión 1: por lo tanto la existencia del universo tiene una causa.
  • Premisa 3: como no hay una explicación científica que pueda elucidar la causa del origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural, o sea el universo fue creado por un dios.
  • Conclusión 2: por lo tanto, un dios existe.
  • Premisa 4: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
  • Premisa 5: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguetis.
  • Conclusión 3: por lo tanto, el Monstruo del Espagueti Volador es el único Dios verdadero.

Argumento ontológico del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

Parafraseando las premisas ontológicas de Anselmo de Canterbury:

  • Premisa 1: se puede imaginar el ser más grande (del que no se pueda imaginar uno más grande).
  • Premisa 2: si no existe un ser a partir del cual no se puede imaginar uno más grande, de todos modos yo podría imaginar uno más grande que ese ser del cual no se podía imaginar uno más grande (o sea, un ser a partir del cual realmente ya no se pueda imaginar uno más grande).
  • Premisa 3: no es posible imaginar un ser más grande que un ser del cual ya no es posible imaginar uno más grande.
  • Conclusión 1: por lo tanto, existe un ser del que no se puede imaginar uno más grande.
  • Premisa 4: si ese ser no tiene un Apéndice Tallarinesco, entonces yo podría imaginar un ser más grande que ese ser: uno que tuviera un Apéndice Tallarinesco.
  • Conclusión 2: por lo tanto, el ser del que no se puede imaginar uno más grande tiene un Apéndice Tallarinesco.
  • Conclusión 3: por lo tanto, el ser del que no se puede imaginar uno más grande tiene un Apéndice Tallarinesco y existe
  • Conclusión 4: por lo tanto, el Monstruo del Espagueti Volador existe.
  • Conclusión 5: por lo tanto, el Monstruo del Espagueti Volador es todopoderoso.

The_Gospel_of_the_Flying_Spaghetti_Monster

http://www.abc.es/internacional/20130810/abci-lukas-novy-pastafari-republica-201308101211.html

800px-Cuddly_Flying_Spaghetti_Monster

Plegaria Pastafari :

Oh Tallarines que están en los cielos gourmets
Santificada sea tu harina
Vengan a nosotros tus nutrientes
Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos
Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen.
No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de ti)
y líbranos del hambre…
Ramén, (una versión japonesa de la sopa de fideos china).

fsm-statue




Lukas-Novy-pastafari--644x362

o-PASTAFARI-facebook

fsm

Pastafaritumblr_n7gaefbOxo1qcnn8do1_500
pastafaris

thiwantto2bbelieve
pastafarismo4
image
01cb1-resolucion_laudo_arbitral

Y en 500 años tendremos la “Santa Inquisición del Tenedor”, obligación de recitar la receta de la “Sagrada Salsa Boloñesa” antes de empezar las clases y discriminación generalizada hacía todos los que no sean adictos a los carbohidratos… Naturaleza humana!! jeje!!

y ya se conocen varios Santos Quesos Rallados reconocidos y canonizados por sus milagros!

FACEBOOK

https://goteo.org/project/reconocimiento-oficial-de-la-iglesia-pastafari

Algo parecido es en la religión católica con San Jacinto de Polonia y los pierogi (empanadillas), y con otros santos. La procesión del coño insumiso. La procesión de “La lapa” en Caleta de Caballo, Lanzarote.

 

 

Anuncios

1 comentario en “La religión Pastafari”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s