Cantidad de números en el buscador Google

El otro día vi la película “El número 23” en la que uno de los personajes dice que es un número “mágico” que se encuentra por todas partes y que hay un montón de personas que lo adoran, buscan y hablan de él. Ya sé que sólo es una película pero ¿de verdad habrá un montón de personas que hablan de él? Así que me puse a buscarlo en Google: aparece 13 MIL MILLONES (billones, como dirían los nordacas) de veces. 13 mil millones pudiera parecer mucho pero no parece tanto si por ejemplo lo comparamos sin ir más lejos con el número 24 (20), el 22 (19), 21 (20) y por supuesto el 20 (25). Queda claro que no es un número que destaque.

Los números qué más aparecen son lógicamente los del 0 al 10; también el 11 y el 12; luego los múltiplos de 10 (20, 30…) y los múltiplos de 5 (25, 35…).

Destaca absolutamente el 46, por aquello que es con el que corre Valentino Rossi, el  doctor.

Curiosamente el sexual número 69 no destaca. En cambio sí lo hace el sexual 68. Y no, no es que “tú me haces un 69 y yo te debo una” sino porque es casi el 69.

Otra curiosidad es ya no la cantidad sino qué sugiere Google cuando buscamos un número:
1 / 13: “13 reasons why”, serie de TV
3: 3D juegos
9: 902 no es gratis
14: 14 febrero, día de los enamorados
15: 15-M, movimiento popular
16: en el número 16 ya empieza todo a sugerir “semanas de embarazo” (16, 25, 26, 27, 28, 29, 34, 37, 39)
24: horas
32 / 64: bits
37: 37 es fiebre
39: 39/2015 ley del procedimiento administrativo común de las administraciones públicas
45: película “45 años”
48: horas, película y serie de TV
50: libro y película “50 sombras de Grey”
52: película “52 martes”
60: segundos, minutos
68: postura sexual
80: canción “80 veces” de María Rozalén
97: libro “97 formas de decir te quiero” de Jordi SierraI Fabra

Echo en falta números “mágicos” como el 42, el número perfecto (101010 en binario), el favorito de los internautas/informáticos/programadores/frikis/nerds porque aparece en “La guía del autoestopista galáctico“, de Douglas Adams, donde un superordenador planetario después de siete millones de años llega a la conclusión de que es la respuesta a todas las cosas, al sentido de la vida, al universo y a todo lo demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s