El engaño del reciclaje

En mi ciudad está el alcalde como loco diciendo lo buenos que son los nuevos parquímetros que van a instalar ya que son ecológicos debido a que funcionan con una plaquita solar.

Hoy en día en general se nos está yendo la cabeza con lo ecológico sin serlo. No es mejor llenar todo de farolas ecológicas con bombillas led ni asfaltarlo todo con caucho ecológico sacado de neumáticos; antes de todo esto hay que hacer un pequeño ejercicio de cordura y verdadera ecología preguntándose “¿Es realmente necesario?”, porque a lo mejor no hay que asfaltarlo todo ni circular por la noche por todas las calles y carreteras con gafas de sol como si fuese de día.

Hoy en día también se creen que son más ecológicos porque se recoge más basura. Yo diría totalmente lo contrario. Hay alcaldes orgulloso porque se han recogido nosecuantas toneladas más de basura este año que el anterior. Pobre iluso. Porque espero que sea un iluso y no un aprovechado. Todo el mundo sabe menos él que para estar orgulloso sería lo contrario y que se haga una gestión tan óptima que se produzca cada vez menos basura.

También cada uno en su casa está orgulloso de sus equivocaciones ecológicas. Por ejemplo recopilan todo el vidrio usado en la casa y lo echan ordenadamente en el contenerdor amarillo. Qué orgullosos.

Eso, como el papel y otras muchas otras cosas, no hace mucho no se “recliclaba” sino que se “retornaba”. Eso sí que es reciclar y no lo que nos han engañado y nos lo hemos tragado. Reciclar no es destruir ordenadamente. Reciclar es re-ciclar, o sea usarlo otra vez más.

Pero el mejor “reciclaje”  es el que no hace falta. Ahora se dice que somos más ecológicos porque reciclamos más. No nos damos cuenta que de antes no se producía tanta basura. No se empleaban tantas coas de usar y tirar; como por ejemplo los pañales, que eran de tela y se volvían a lavar y usar. Antes eso era normal, como lavar una camiseta y volverla a poner; quizá cualquier día eso también será una cosa muy extraña y hasta de pobretones, y las camisetas ya no se lavarán sino que se usarán y tirarán a la basura. Como los pañuelos. Antaño se usaba un pañuelo de tela; se lavaba y volvía a usar; ahora es impensable, son de papel, de usar y tirar; eso sí, cualquier día dirán que son ecológicos porque un tantoporciento los harán con papel “reciclado”.

Antes se secaba la colada al sol y al viento; ahora se usan secadoras ecológicas que consumen poca electricidad y agua.

Ahora se “reciclan” las pilas y las bombillas destruyéndolas ordenadamente en León. ¿Te has parado a pensar el gasto de combustible y demás que se produce por llevarlo todo a León? todo muy “ecológico”.

La contrata de recogida de basura ordenada suelen dársela siempre a las mismas empresas: “Martínez Cano” papel y aceite; Ecoembes, bombillas; Recycling, ropa. Se hacen pasar por empresas ecológicas y solidarias; un pedazo de pan, vamos. Bajo esa fachada de seudoaltruismo se ocultan prácticas capitalistas donde prima es el beneficio.
Nos hemos puesto en contacto con ellas y no nos dicen claro ni  cuánto suma en beneficios ni qué hacen después con los desechos. La única, Recycling Canarias, ha reconocido que la ropa la lleva a Alicante y la vende después a países africanos; primero, un flaco favor a la ecología si pasean la mercancía por dos continentes y, segundo, venden lo que la gente les ha donado.

Cada varios años la industria “del reciclaje” hace una nueva campaña diciendo que los envases es mejor en cristal que en aluminio porque “es más ecológico”. Al cabo de otra década aparece como sin querer otra campaña de que el plástico es más ecológico que el cristal. La siguiente década es la de que el aluminio es mejor que el plástico. Y vuelta a empezar. Así la gente no se da cuenta que no cambia nada pero la industria del reciclaje siempre gana, haciéndose no sólo barata sino imprescindible para recopilar la basura que ellos mismos producen.

Ahora todo viene estuchado, empaquetado, con blister, con bandejas, con doble y triple empaquetado. Eso  sí, el empaquetado “ecolócgico” y “reciclable”. Jaja

De antes ibas a la tienda y comprabas la fruta a granel. Ahora en la frutería del supermercado apenas hay productos a granel y son más caros que si lo compras en esas bandejas estuchadas de plástico blanco.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s