Mercadillo Tamaragua

Septiembre 2014. Por circunstancias de la vida llego a vivir a la urbanización Tamaragua, Corralejo, Fuerteventura. Es un lugar que no está nada mal. Socialmente creo que puede ser un experimento sociológico mejor que Gran Hermano porque está independiente y está formado por unas 1000 casas iguales; construida en 2004 en medio del mal país, vendidas todas las casas más o menos por el mismo precio, exceptuando la locura de la burbuja inmobiliaria, pero en principio es un lugar digno de estudio.

1000 casas terreras. Me imagino que tendrán una media de 3 personas por casa (mamá, papá y un hijo); o sea 3000 personas del mismo nivel social.

Han pasado 10 años desde que se habitó. 10 años en los que los moradores han tenido tiempo de organizar de todo, desde asociación de vecinos hasta un equipo de fútbol. Pero no, no hay absolutamente nada, ni siquiera un local de reuniones comunitario. Qué raro. ¿Por qué no hay ningún sentimiento comunitario por mínimo que sea? a lo peor es que no hay tanta gente como yo pensaba, a lo mejor por casa sólo hay dos personas, o sea unas 2000 en total; o como en mi caso, una sola, lo que serían unas 1000 personas. Veo que todavía hay muchas casas vacías, quizá sólo hay unas 500 personas.

En sus inicios la urbanización tenía un lugar de reunión: el bar-piscina, con todo tipo de servicios, hasta pista de tenis y, lógicamente, piscina. Ya no queda nada de eso, lo demolieron todo hasta la pista de tenis; lo de rellenar la piscina lo puedo entender para que después nadie les pida responsabilidades si un niño se cae en ella pero ¿por qué destruyeron la pista de tenis?

Alrededor del bar-piscina había zonas verdes que se autoregaban con el agua del bar-piscina; al demoler éste las zonas verdes se convirtieron en zonas muertas.

De los 20 locales comerciales sólo hay un supermercado, un bar, dos pubs, un locutorio, un videoclub automático, una mercería, una pizzería y un cine con dos salas. Ya los cines cerraron.

Bueno, no hay un local común pero quizá lo haya en internet; seguramente alguien ha hecho un grupo en Facebook. Pues no, ni eso. Lo haré yo. Algunas personas se han unido a él pero sólo para vender cosas usadas y no son ni de la urbanización.

2015

Ha cerradola mercería y el locutorio.

Haría falta algo en común pero no se me ocurre qué. Quizá un local que nos deje alguien para reunirnos de entre la veintena de locales que hay cerrados. Veo un par de teléfonos, llamo, es la inmobiliaria Aurora, les explico la idea, me dicen que se lo dirán a los dueños. No he vuelto a tener noticias.

Vamos a tener que organizarlo nosotros (yo) si queremos que aquí se despierte algo común; habrá que ser algo comercial, para que venga la gente, se mueva, se conozca; después ya intentaré que hagan cosas comunes.

¿Qué podríamos hacer? quizá un mercadillo, yo tengo un puesto de intercambio gratis de libros, a lo mejor poniendo un día mi puesto alguien se sumaría con el tiempo, mucho tiempo.

Quizá sería mejor hacer el mercadillo en el estacionamiento del supermercado Hipardino, antes Inpescasa, cuando ellos no estén, tal y como hace Okapi en Puerto del Rosario; por ejemplo el domingo por la tarde. Le pregunto al encargado, me da un email. Les mando un correo. No me contestan.

2015

Voy al Ayuntamiento. Me dicen que puedo hacer un mercadillo pero que si es en las zonas municipales tengo que hacerlo con todas las condiciones legales del Ayuntamiento. La funcionaria me dice que las dos únicas calles del municipales son Sabina y Drago, además de un pequeño parque infantil que el Ayuntamiento puso los columpios pero que no tiene sitio para poner ni una mesa.

La calle Drago, la principal según entras en la urbanización a la izquierda, tiene 4 carriles; podría hacer el mercadillo en el carril pegado a la acera del centro comercial.

Aunque mi puesto de libros es gratis tendría que pagar al Ayuntamiento una tasa de más o menos 1 euro por cada metro cuadrado de espacio público ocupado; o sea unos 15 €. Si me quedo en casa gano dinero.

2015

Pongo en el grupo de Facebook estas ideas. Me contestan Juan Ramón por facebook, y Anahí y Aurelio. Nos reunimos en Casa Pablo. Vemos que un buen sitio para hacer el mercadillo sería el aparcamiento del centro comercial, que apenas se usa por un par de coches, no es que sea muy visible (menos que el aparcamiento del supermercado) pero es lo menos no visible. ¿De quién será eso? ¿con quién hay que hablar para que nos dejen hacerlo? dicen que un tal Lido es el presidente de la comunidad de propietarioss del centro comercial. Pregunto en Casa Pablo y me dice que vive en Las Palmas, no tiene su teléfono, que pregunte al de mantenimiento por las mañana a ver si él lo sabe.
Días después me dicen que le pregunte a Tomás, de una asesoría en Corralejo, lleva la comunidad de propietarios del centro comercial al que pertenece ese estacionamiento.

2015

Me reuno con Tomas (Thomas), de la asesoría ADASU, en la plaza Calero en Corralejo. Le cuento la idea. Le gusta. Me pide que se la mande por escrito. Se la mando.

2016

Tomas me contesta que el presidente de la comunidad de propietarios del centro comercial le ha dicho que no nos dejan hacerlo en el aparcamiento pero que si queremos podemos hacerlo en las calles interiores, por donde el pub inglés.

Lo pongo en facebook. Tardan en constestar. Me desanimo.

Hay 7 personas interesadas. Hago un grupo secreto en facebook para organizar el mercadillo de Tamaragua. Quedo el día 18 de marzo para reunirnos todos con Tomas, no viene nadie, ni siquiera los que confirmaron que iban a venir. Me parece que si me quedo en casa gano dinero.

2016 marzo 18

Me reuno con Tomas. Me pide que redacte las normas del mercadillo y me encargue de todo yo; o sea que yo sea “el encargado”, el responsable. ¿En dónde me estoy metiendo? ¿qué necesidad tenía yo de meterme en estos líos? si yo no quería ni mercadillo ni vender ni na. Me desanimo.

Salgo de la reunión. Lo pongo en el grupo privado de facebook.

Voy a fisgar otra vez el lugar para decidir si sigo para adelante. Dos hombres están limpiando un local enorme, me dice que es de un banco, no quieren decir cuál; a lo mejor se podría usar para al menos guardar alguna cosa del mercadillo (mesas, sillas, carretilla, etc). Al lado otros dos homrbres están haciendo lo mismo en otro local. Me encuentro con uno de los del grupo, Juan Ramón, me dice que son de Nortysur.

Hablo con Estéfano, de la pizzería La Panza. Le gusta la idea. Me dice que él abre a partir de las 11’30 y que para él sería bueno que el mercadillo empezase a partir de esa hora.

De un local cerrado de al lado sale un joven. Le cuento la idea. Le gusta. Es un tal Leo. Su local es comercial, está cerrado, es un discreto club de marihuana. Dice que podemos usar su espacio de acera, que es privada, y su local si queremos dejar alguna cosa. Me animo un poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s