Miguel de Unamuno en Fuerteventura

El 12 de marzo de 1924 los diputados Rodrigo Soriano y el anarquista Miguel de Unamuno y Jugo llegan desterrados a Fuerteventura. El presidente de Francia (y Horacio Echevaría) le ofrece a Unamuno un giro de 10000 pesetas para hacerle más llevadero el confinamiento. Se llevó el libro “La divina comedia” de Dante, otro desterrado.

Después de hacer turismo por Tenerife y Las Palmas llegan a Fuerteventura el 13 de abril. Unamuno se refiere a la isla como “la infortunada”; tiene 11305 habitantes y el mayor pueblo es La Oliva, con 2248 personas. Se instalan en el mejor hotel de la isla: el hotel “Fuerteventura” en Puerto Cabras; el dueño, Castañeyra, le recuerda violento e intransigente y le tuvo que amonestar porque los vecinos se le quejaron cuando tomaba el sol desnudo en la azotea. José Naranjo, su cronista y fotógrafo, opina que poseía un genio temible y, en ciertas ocasiones, se manifestaba como un soberbio gigantesco. Unamuno Se convierte un experto en cocotología (hacer pajaritas de papel) y en solitarios de la baraja. Pasará cuatro largos meses yendo por la noche a esperar el barco L’Aiglon con el que había quedado en liberarle y huir a la isla de la madera. Por fin el día 9 de julio de 1924 consigue evadirse.

http://mdc.ulpgc.es/cdm/ref/collection/aea/id/1323

unamuno

Cándido ANSEDE. Miguel de Unamuno leyendo en su casa de la call

unamuno1

unamuno2

unamuno3

2010-05-21_img_2010-05-21_01-57-06_21lo33afot1p

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s