He visto de todo en el colegio electoral

Hoy que hay elecciones estaba en dudas de que una ama especialmente sádica me sodomizase o irme un rato a ver el recuento electoral; opté por lo segundo, me daba más morbo.

Según llegué justo a las 20 horas cuando cerraban las mesas electorales, el presidente de la mia me dice que no puedo entar porque va a dar 10 minutos de cortasia porque una persona tardó ese tiempo en votar por la mañana y paró la votación. Este presidente se ha pensado que está de árbitro en un partido de fútbol y añade tiempo extra al partido. Valiente tontería. Está claro que todos somos humanos y aunque no pintemos nada en esta vida en cuanto tenemos un poquito de poder nos encanta ejercerlo; esta presi en la vida va a tenido nada y lo va a volver a tener pero hoy va a mandar como si fuese Napoleón; porque puede.

Cierra las puertas de la mesa y al cabo de un buen rato por fin nos deja entrar a los apoderados y público; es que tenían que votar los interventores y correo, y el voto es secretísismo. A mí más bien me parece que algo tienen que esconder porque sino no entiendo que en unos sitios cierren las puertas y en otros dejen que entre quien quiera. Nosotros no podemos ver si los interventores votan o no, secretísimo, pero tenemos que fiarnos de ellos porque ellos ven durante todos el día si nosotros votamos o no. Ahí es público, no secreto. Esto de no dejar entrar a nadie hasta lo que es extrictamente el recuento es una cosa rara, sobretodo cuando no lo hacen en otros lugares pero en otros se hace “de toda la vida”.

Soy consciente que ir a votar o a vigilar las votaciones no sirve absolutamente para nada ya que en las anteriores, del 2011, vi una irregularidad, lo denuncié en el juzgado y desde entonces el Defensor del Pueblo cada pocos meses me dice “3E”; o sea, en versión resumida: “Está En Ello”. Han pasado 4 años y sigue investigándolo. Se le juntan unas elecciones con otras. Si lo que vi hubiese sido tan gordísimo como para que cayese el Gobierno hubiera dado igual: 3E.

Hoy vi cosas menos importantes pero también curiosas. Hay muchos menos nulos ¿por qué? ¿por qué los nulos no fueron como en las elecciones europeas del 2014 básicamente porque muchos gilipollas metían dos papeletas en el sobre, una de cada partido? ¿será que ahora por tener que doblarlas para meterlas en el sobre ya todo el mundo tiene mucho cuidado y no coge dos? en el recuento no he visto ni una sola vez que alguien metiese dos papeletas, ni del mismo partido ni de distinto.

Lo que sí he visto ha sido varios nulos por meter papeletas verdes en los sobres rojos y viceversa. Por favor, señores diseñadores de papeletas ¿por qué no saben que el único color que confunden la mayoría de daltónicos es el verde y el rojo? ¿por qué no hacen papeletas de cualquier otro color?

Menos mal que estas elecciones nadie se puso pesado porque no sólo había papeletas verdes y rojas sino que había varias tonalidades parecidas, que bien pudieran haber provocado votos nulos si el presidente o algún interventor hubiera querido.

De pronto un interventor se puso a “ayudar” al presidente sacando los votos de la urna y pasándoselos. Qué buen rollo; otro enseguida le hubiese apartado con un hierro al rojo y lo hubiera sentado a no menos de cinco metros de la urna.

Un montón de partidos de nombre similar se pelean por un puñado de votos. Un consejo: no os nombres similares porque la gente se lia. AMF, ANC, NC, NF, IF, IU se pronuncian similares y el voto puede ir a cualquier otro partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s