Opinión de la columna noroeste Marcha 22M

En vista que algún marchante de la columna noroeste de la Marcha 22M 2014 ha escrito en su blog su opinión sobre ella he querido yo también decir la mía.140320082257

Parto de la base que cualquier marchante tiene todo mi apoyo y aprecio, ahora y el futuro; en ello incluyo al del blog mencionando antes y a todos los que voy ahora a poner criticar.

Me gusta ese estilo narrativo del compañero Ramiro de ir mencionando lemas y consignas aunque se le olvidaó alguno; por ejemplo el de “La llaman “Asturiana” y no lo es, es la “Noroeste” y lo sabeis” que se refiere a que en la columna noroeste hubo una separación (no les gusta llamarlo así, prefieren el eufemismo de “desdoblamiento”) de algunos asturianos que gustaban de salir en las fotos, hacerse notar. Fue un curioso experimento políticosociológico ver cómo íbamos a exigir al Gobierno comida, techo, trabajo, justicia, igualdad para todos y no lo ejercíamos en la realidad. Porque, claro, ejercerlo no es fácil; cuesta. Además hay que ejercerlo constantemente, no cada cuatro años sino cada día, cada gesto y eso cuesta. Es más fácil exigir lo ajeno que hacer lo propio.

Hubo personas en la marcha que no conocí después de medio mes de marchar en la misma marcha porque a mí me dolieron mucho los pies, tenía que andar despacio y me quedaba siempre de los últimos (veo que la inmensa mayoría de las fotos que hice salen de espaldas); mientras que los primeros, como no tenían ningún problema para andar, iban lanzados. De esa conducta salió otro slogan: “Cándido, para un poco”, “Mira de vez en cuando para atrás, Cándido”, independientemente de si el “liebre” era Cándido o no.

Esto se puede comparar a que el Gobierno deje ganar a los que más tienen sin apenas tener en consideración a las personas que menos tienen, dependientes o con minusvalías. Pero, claro, en la marcha es más fácil exigir a los demás que ejercitarlo. Es una lata eso de marchar teniendo en consideración al que menos puede caminar. A ese, que le den.

Vi mucho anarquista, comunista, socialista y anticapitalista teórico; porque a la hora de la verdad eran igual que los demás: poco practicantes.

Eso de “exigir al Gobierno lo que yo no hago” lo vi en un montón de cosas; por ejemplo me llamó la atención que allí apenas se tenía nada (mucho parado, poco dinero) pero lo poco que había lo guardaban como oro en paño. Por ejemplo muchos llevaban móvil smarfon último modelo. Yo llevaba uno a que un amigo me dio el día antes de salir. Cosas como el wifi (hotspot del internet en el móvil) lo tenían cerrado con contraseña. O sea que “lo de los demás es de todos pero lo mio es mio” o el eterno “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga”.

Me llamó una persona que hablaba maravillas de Cuba y del sistema comunal muchísimo mejor que España, a la que no vi hacer nada por los demás nunca.
Hablaba maravillas de Cuba y su maravilloso sistema democrático en el que no se puede decir nada en contra de él ni de sus dirigentes. Pero no es que no se pueda decir nada en contra; poderse decir se puede decir, porque hay libertad, pero es que no hay nadie que opine en contra y si lo hay por respeto no lo dice. Creo que lo mismo pasaba en España en tiempos de Franco.

Lo comentado anteriormente es sólo algo anecdótico, para nada deslegitima la lucha de estas personas y sus motivos.

140319125005

Post data: Ramiro, por qué te hablas tanto de toda la marcha y no hablas de cuando a Alexander se le fue pasó mucho en el bar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s